archivo del agosto, 2007

viernes, agosto 31, 2007 categorizado bajo distribución, quiosco, ventas de libros

pies para quiosquero: un blog sobre el día a día en un quiosco barcelonés

Gracias a Txetxu hace poco llegué a Pies para quiosquero, un ameno e interesante blog hecho por dos personas que tienen un quiosco en Barcelona. En su blog Quiosquero y Quiosquera se refieren no sólo a las reflexiones e inquietudes que su oficio les suscita, sino también al funcionamiento del sector y a sus anécdotas del día a día.


El verano pasado conocí a alguien que trabajaba en un quiosco y cuando le pregunté qué era lo que más se vendía me hizo el siguiente listado:

– prensa diaria local y nacional, diarios deportivos y prensa extranjera


– las revistas de moda —Marie-Claire, Vogue, Telva—, femeninas —Elle, InStyle, Mía, Cosmopolitan—, del corazón —¡Hola!, Diez minutos, Interviú, Lecturas—, de alimentación y salud, de casa, de bebés, de tejido y de divulgación científica


– los fascículos y coleccionables —cine, literatura, series de televisión, series animadas, música, enciclopedias temáticas, diccionarios, guías de viaje, carritos a escala, biografías e historia—


– pornografía


En el caso de los fascículos y coleccionables me llama la atención el hecho de que tal vez sean el intento más eficaz de popularizar el libro y otros contenidos tanto escritos como audiovisuales al hacer que desde un punto de vista económico sean verdaderamente accesibles para todo el mundo —cuántas casas tienen una biblioteca básica respetable gracias a colecciones como la de literatura universal o la de narrativa actual cuyos tomos constituyen las primeras lecturas de personas como yo—. Además de ser una rica fuente de ingresos para las empresas dedicadas al refrito de contenidos —lo que se conoce como la explotación de derechos subsidiarios—, este tipo de productos contribuye a saciar la sed fetichista de cierto tipo de coleccionista.

novedades editoriales en españa [ 2 ] / anagrama

Ayer al mediodía recibí el boletín de novedades de Anagrama correspondiente a los meses de septiembre y octubre. Según lo que conozco, entre los títulos que lanzará esta editorial próximamente me parece que vale la pena destacar los siguientes:

La vida interior de Martin Frost, el guión de la última película de Paul Auster (Panorama de narrativas)

Así que Usted comprenderá, de Claudio Magris (Panorama de narrativas)

Exploradores del abismo, de Enrique Vila-Matas (Narrativas hispánicas)

Debería caérsete la cara de vergüenza, de Sergi Pàmies (Narrativas hispánicas)

Prisión perpetua, de Ricardo Piglia (Narrativas hispánicas)

Encuentro con el Otro, de Ryszard Kapuściński (Crónicas)

Entre los vándalos, de Bill Buford (Crónicas)

El mal de Montano, de Enrique Vila-Matas (Compactos)


Entre los terrenos que me resultan desconocidos me llaman la atención los siguientes títulos:

Campo Santo, de W. G. Sebald (Panorama de narrativas)

El hueco que deja el diablo, de Alexander Kluge (Panorama de narrativas)

Crematorio, de Rafael Chirbes (Narrativas hispánicas)

Malacara, de Guillermo Fadanelli (Narrativas hispánicas)

Afilar el lapicero, de Daniel Cassany (Crónicas)


También se destaca el hecho de que con ocasión de la Feria de Frankfurt, cuyo invitado de honor es la cultura catalana, bajo el slogan “Biblioteca catalana en versión castellana” Anagrama ha reeditado en la colección Compactos la traducción al español de siete obras escritas inicialmente en catalán:

El último libro de Sergi Pàmies, de Sergi Pàmies

Ruleta rusa y otros cuentos, de Pere Calders

Camino de sirga, de Jesús Moncada

Primaveras y otoños, de Baltasar Porcel

El Jardín de los Siete Crepúsculos, de Miquel de Palol

La magnitud de la tragedia y El mejor de los mundos, de Quim Monzó


No encuentro mucho que decir al respecto. Al fin y al cabo ya estamos más que acostumbrados a que Anagrama nos sorprenda tanto con sus autores de siempre como con sus nuevos fichajes.

novedades editoriales en españa [ 1 ] / la otra orilla, belacqva, paraules y verticales de bolsillo, del grupo editorial norma

En la entrevista que le hice hace unos meses a Pere Sureda, el director editorial de Belacqva, éste me adelantó que en septiembre el Grupo Editorial Norma lanzaría en España una colección de bolsillo que abarcaría géneros como ficción literaria, novela histórica, thriller y ensayo. Durante lo que queda del año saldrán al mercado los primeros títulos de esta colección llamada Verticales de bolsillo, así como los nuevos lanzamientos de los distintos sellos que el Grupo Editorial Norma tiene en España.

Entre estas novedades me parece importante destacar las siguientes:

Mandrake. La Biblia y el bastón, de Rubem Fonseca (La otra orilla)

Las auroras de sangre, de William Ospina (Documentos)

Starbook, de Ben Okri (La otra orilla)

Cent anys de solitud, de Gabriel García Márquez (Paraules)

Nostromo. Escenas de un litoral, de Joseph Conrad (Verticales de bolsillo)

Cuentos breves para leer en el bus, de autores clásicos (Verticales de bolsillo)

Las hojas caídas, La piedra lunar y La sotana negra, de Wilkie Collins (Verticales de bolsillo)

De cómo los irlandeses salvaron la civilización y El deseo de las colinas eternas, de Thomas Cahill (Verticales de bolsillo)

Los nuevos centuriones y Campo de cebollas, de Joseph Wambaugh (Verticales de bolsillo)

El escarabajo, de Manuel Mujica Láinez (Verticales de bolsillo)

Napoleón, de Stendhal (Verticales de bolsillo)

Avaricia, de Frank Norris (La orilla negra)


Llama la atención el hecho de que en octubre saldrán en Verticales de bolsillo y en La otra orilla tres obras del escritor mexicano Guillermo Arriaga: Amores perros, 21 gramos y Escuadrón guillotina. Cuando La otra orilla era una colección y no un sello autónomo, a través de sus distintas editoriales en Colombia, en otros países latinoamericanos y en España el Grupo Editorial Norma ya había publicado hacía varios años otras dos obras de Arriaga: El búfalo de la noche y Un dulce olor a muerte.

Guillermo Arriaga es el guionista tanto de Amores perros, de 21 gramos y de Babel, de Alejandro González Iñárritu, como de Los tres entierros de Melquiades Estrada, de Tommy Lee Jones. En la medida en que Amores perros y 21 gramos son dos películas que marcaron un hito y que incluso se han convertido en objeto de culto, en principio parece lógico que las novelas en las que se basaron se vendan muy bien. Sin embargo, hay dos circunstancias que me hacen pensar que el éxito arrollador de ambas películas no necesariamente es transitivo a estas novelas: en primer lugar, que el nombre de su autor le dice muy poco al público en general —de hecho el momento de mayor notoriedad lo alcanzó cuando tras fracasar en los Oscar con Babel, Arriaga y González Iñárritu ventilaron sus diferencias en público y anunciaron la disolución del tándem cuyo trabajo había recibido tantos aplausos—; y, en segundo lugar, que en los dos casos es particularmente difícil satisfacer las expectativas del público porque gracias a las particularidades del lenguaje cinematográfico el dinamismo y la eficacia de ambas películas se deriva de tres aspectos que las novelas que las inspiran probablemente no consigan reflejar: la estructura del relato, el ritmo narrativo y el manejo de los puntos de vista —en el cual el trabajo de cámaras juega un papel fundamental—.

En cualquier caso desde hace varios años el Grupo Editorial Norma se ha caracterizado por hacer apuestas importantes, lo cual hoy en día se ve reflejado en el plan de publicar en España una buena parte de la obra de Rubem Fonseca y de Ben Okri, así como la obra completa tanto de William Styron como de William Ospina.

summertime [ 35 ] / conclusiones del primer foro iberoamericano de distribuidores de libros

Hace poco estuve echándole un ojo a la página del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) y encontré algunos documentos interesantes con respecto a la distribución y a la comercialización de los libros en algunos países latinoamericanos. En una ocasión anterior ya me había referido a lo crítica que es la distribución en la supervivencia de una editorial y al interés que me viene despertando desde hace un tiempo este aspecto del mercado editorial.

Las conclusiones del Primer Foro iberoamericano de distribuidores de libros realizado en el marco de la Feria del libro Líber en Madrid a mediados de octubre de 2005 sugieren las dificultades que tienen que enfrentar en América Latina los distintos sectores del mercado editorial como consecuencia de la estructura de la distribución. Las conclusiones del foro son las siguientes:

– Las fórmulas de distribución de libros en Argentina, Colombia, México y Venezuela difieren de forma sensible con respecto a España.

– Se dan pocos casos de distribuidoras específicas como conocemos en España, abundando más la figura del editor-distribuidor o del librero-distribuidor.

– En términos generales, la red de puntos de venta de libros en estos países es mucho menos extensa que en España (Argentina en torno a 600 librerías, México 370, Venezuela 500…). Asimismo, la concentración de puntos de venta en las grandes ciudades es muy importante (En Colombia, el 86% de la oferta de libros se concentra en las 6 ciudades más grandes del país).

– Esta circunstancia, condiciona las fórmulas de distribución al tratarse de una red de puntos de venta no demasiado extensa en comparación con la extensión geográfica de los países, y si muy concentrada en los núcleos de población más importantes.

– En términos generales, en estos países la distribución de libros a librerías se hace bajo la fórmula de consignación, también denominada depósito. En esta fórmula, la librería no asume ningún tipo de riesgo, ya que los ejemplares pertenecen al editor, y se factura únicamente cuando se ha realizado la venta efectiva, por parte de la librería.

– El sistema de compra en firme con derecho a devolución, en el cual al comprar en firme la librería asume el riesgo de la compra (aunque tenga derecho a devolución), es un sistema aplicado en casos muy concretos como puede ser en la venta de libros a las grandes superficies.

– Es habitual la figura de la exclusividad en distribución que el editor concede al distribuidor, si bien se dan casos de ruptura de esta exclusividad entre distribuidores de países fronterizos.

– Uno de los mayores problemas que existen en todo el sector del libro latinoamericano es el de la piratería, que genera cuantiosas pérdidas al conjunto de las empresas del sector, provocando de forma directa el cierre de librerías.

– Se están iniciando en los diferentes países distintas campañas de concienciación entre la opinión pública sobre los males de la piratería en las que intervienen las administraciones públicas y las asociaciones y organismos privados.

– En ciertos casos, la intervención del Estado en el sector del libro condiciona la propia estructura editorial y comercial. El caso paradigmático es el de Venezuela, en el que el peso como editor del Estado es cada vez mayor, así como en la propiedad de importantes cadenas de librerías.

– En el mismo sentido, la extrema regulación administrativa y cambiaria por parte del Estado provoca dificultades y genera limitaciones para la libertad en el comercio del libro.

– También existen graves problemas con la legislación fiscal en ciertos países (el ejemplo más claro es México), donde a pesar de contar con un tipo de IVA 0 para el libro, distribuidores y libreros no pueden deducirse el IVA soportado.

summertime [ 34 ] / bogotá 39

Con motivo del evento Bogotá, capital mundial del libro 2007, se abre la convocatoria Bogotá 39 en la que un jurado compuesto por los escritores colombianos Héctor Abad, Óscar Collazos y Piedad Bonnett elige a los 39 mejores escritores latinoamericanos menores de 39 años. El listado de autores seleccionados fue dado a conocer el pasado 26 de abril durante la Feria del Libro de Bogotá.


En principio Bogotá 39 puede llegar a cumplir tres objetivos fundamentales:


1. Darle relevancia al evento Bogotá capital mundial del libro 2007 marcando un antes y un después en la narrativa latinoamericana contemporánea mediante la etiqueta “generación Bogotá 39”


2. Proponer un canon dentro de la nueva generación de autores contemporáneos de América Latina


3. Darles visibilidad a los autores seleccionados y, por lo tanto, echarles un empujón a las ventas de sus libros —algunos de ellos creados especialmente para la ocasión como la compilación de relatos de autores colombianos Calibre 39, de Villegas editores, y la Antología del cuento latinoamericano, de Ediciones B—


La semana pasada los escritores que forman parte de Bogotá 39 participaron en una serie de eventos en la capital colombiana que acapararon la atención de los medios y que dieron pie para algunos pronunciamientos con respecto a la convocatoria y a los autores seleccionados. Entre estos pronunciamientos se destacan los siguientes:


– La columna de Ana Roda, gerente de Literatura del Instituto Distrital de Cultura y Turismo —que tiene un tono marcadamente institucional—, en las Lecturas Dominicales de el periódico El Tiempo


– El texto de la escritora y profesora Piedad Bonnett, quien fue uno de los miembros del jurado, en la revista piedepágina


– Las opiniones expresadas por Diego Trelles Paz, Edmundo Paz Soldán, Fernando Iwasaki, Jesús Ernesto Parra, Jorge Carrión, Julio Ortega, Luis Fernando Afanador, Ramón González y Salvador Luis en la revista piedepágina


– El texto “Los asesinos prudentes“, de la ensayista y traductora Margarita Valencia ex gerente de Bogotá, capital mundial del libro 2007 y actual directora de la Biblioteca Nacional de Colombia en la revista Arcadia


Anteriormente me había referido a la convocatoria Bogotá 39 en las siguientes entradas:


lecturas de fin de semana [ 9 ], ‘bogotá 39’

calibre 39: una antología de relatos de quince jóvenes escritores colombianos, entrevista a luis fernando charry, de villegas editores

lecturas de fin de semana [ 27 ], ‘hay que abrirles campo’