martes, julio 6, 2010 entrada categorizada en: formación, formación de editores, universidad diego portales, universitat pompeu fabra

entrevista a andrea palet, directora del magíster en edición udp-upf / “todo en un editor es práctica, vida y lectura”

Andrea Palet es la codirectora del Magíster y Diplomado en Edición de la Universidad Diego Portales (Chile) y la Universitat Pompeu Fabra (España). Llama la atención el carácter interuniversitario e intercontinental de este programa de formación de editores que ya va por ‘su cuarta versión y está dirigido a profesionales y licenciados interesados en profundizar sus conocimientos y destrezas en el ámbito de la producción y edición de libros, revistas y nuevos medios’.

 

En las respuestas de Andrea a las preguntas que le hemos planteado salta a la vista una inquietud con respecto a la “mutación cultural” que estamos viviendo actualmente debido a la evolución tecnológica y a la manera como ésta repercute tanto en nuestros hábitos de lectura como en nuestras competencias lectoras.

 

Andrea considera que la educación formal nunca será suficiente y que, por lo tanto, la formación de un editor lleva toda una vida. Debido a lo anterior cree que es fundamental que los editores tengan conocimientos sólidos en una amplia variedad de áreas y más que sacar al mercado laboral mano de obra que no aspire a otra cosa que a plantarse para siempre en la comodidad de un buen trabajo, quiere formar a ‘personas con ganas de perderlo todo en una aventura riesgosa pero inteligente, profesionales que desafíen el estado de las cosas, gente con capacidad crítica y creatividad’.

 

Aunque Andrea reconoce que en Chile el sector del libro no es muy grande, en su opinión hay otras instancias como las entidades públicas y las universidades donde se necesitan ‘editores inteligentes y bien preparados’.

 

Andrea ya es conocida en [ el ojo fisgón ] porque en una entrada de hace unos meses publiqué un fragmento de “Breves apuntes para editores”, un bonito texto suyo que apareció en el número 1 de la revista Offset —editada por un grupo de egresados del curso de formación de editores que ella dirige—. En “Breves apuntes para editores” ya se adivinan tanto la doble vocación editorial y docente de Andrea como la lucidez y la agudeza que caracterizan sus reflexiones con respecto al oficio del editor.

 

 

Esta entrevista es la primera del especial sobre formación de editores que estamos preparando en Sobre Edición[ el ojo fisgón ].

 

Leroy Gutiérrez & Martín Gómez: ¿Cuál es el objetivo del Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF?

 

Andrea Palet: Preparar a profesionales para el oficio editorial, para la industria del libro, y cuando digo industria incluyo por supuesto los emprendimientos pequeños y rabiosos, a veces bien y a veces mal llamados independientes. También nos interesa crear un espacio en el mundo académico para pensar sobre el libro, la lectura y los medios, por dos razones: por una parte, las ideas a medio cocinar y los juicios fáciles en este ámbito hacen nata, sobre todo en la prensa cultural; por otra, los cambios a los que asistimos son muchos y muy profundos, y no nos queremos quedar en la discusión sobre si el libro electrónico matará al papel, o si tal o cual modelo de negocio salvará a la industria. Estamos en presencia de una mutación cultural, me parece, que incide en la lectura como proceso neurológico, que nos tiene en la disyuntiva conexión versus profundidad, que se relaciona directamente con la economía de la atención, como se la ha llamado. Es un proceso que no terminamos de entender del todo, y por eso mismo hay que pensarlo. Si esa reflexión no se hace en un posgrado que atañe a la organización de un conocimiento para ser comunicado, que eso y no otra cosa es la edición, estos estudios para mí no tienen mucho sentido.

 

L.G. & M.G.En términos generales, ¿cuál es el bagaje educativo y profesional de los estudiantes del Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF?

 

A.P.: Nuestros alumnos son gente de letras en su gran mayoría: periodistas, licenciados en literatura, profesores de castellano, traductores, más o menos en ese orden. En cada promoción ha habido también diseñadores gráficos, lo que resulta muy interesante porque aportan una perspectiva diferente de la nuestra, tan sesgada hacia la palabra. Y hay algunos alumnos que vienen de disciplinas artísticas: profesores de arte, guionistas, escultores. En cada promoción, además, hay una parte, pequeña todavía, de alumnos extranjeros –colombianos, argentinos, mexicanos, venezolanos, próximamente ecuatorianos–, lo que me pone muy contenta.

 

L.G. & M.G.¿Qué tipos de conocimientos y herramientas adquieren los estudiantes en el Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF?

 

A.P.: Uf, esta respuesta es larga y muy aburrida; trataré de resumir. Funcionamiento actual de la industria y el mercado del libro y los nuevos medios, proceso y técnica editorial, preproducción y producción del libro, herramientas para crear proyectos editoriales, historia del libro y de las revistas (hasta hace poco centradas en Chile, pero que pienso modificar dada la presencia de alumnos extranjeros), géneros periodísticos y literarios, la lógica de Internet, herramientas digitales, diseño de publicaciones, negociación y derechos de autor, marketing y promoción, gestión estratégica de medios. Sobrevuela el programa una preocupación por la ética del editor, que muy a grandes rasgos sintetizo con la idea de que nuestro trabajo no es hacer libros para dejar contento a un autor, sino hacer libros que le importen a la sociedad, que la entretengan pero también la incomoden, la desafíen y le hagan pensar todo de nuevo.

 

 

L.G. & M.G.¿De qué manera el Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF contribuye a reforzar aquellos aspectos de los oficios relacionados con la actividad editorial que los profesionales sólo pueden aprender mediante la práctica?

 

A.P.: Todo en un editor es práctica, vida y lectura. Me encantaría tener muchos cursos teóricos sobre los temas más variados, porque un editor debería saber de todo, de ciencia, de historia, de juguetes, de frutas, de cine, de política, de moda, pero lo cierto es que este programa es básicamente práctica editorial. Los alumnos deben saber hacer informes de lectura, escandallos, publicaciones virtuales, proyectos de colecciones, y así. Su trabajo de tesis o tesina, por último, es un libro o una revista que ellos proponen a la sociedad y al mercado.

 

L.G. & M.G.: ¿Cómo definiría usted el perfil del profesional que necesita actualmente el sector editorial?

 

A.P.: ¿Qué es el sector editorial? Si lo piensas como el circuito tradicional de la industria y el mercado del libro en castellano, con todas sus heridas y las incertidumbres que sabemos, no sé si queremos formar profesionales cuya máxima aspiración sea conseguir un buen puesto en ese mundo, y luego simplemente vegetar o medrar allí. Más me gustarían personas con ganas de perderlo todo en una aventura riesgosa pero inteligente, profesionales que desafíen el estado de las cosas, gente con capacidad crítica y creatividad. Si el sector editorial los quiere, fantástico; si no, que sean capaces de inventar algo ellos solos.

 

L.G. & M.G.¿Cree usted que el Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF está ofreciéndoles a los estudiantes los conocimientos necesarios para comprender las transformaciones que está sufriendo el sector editorial y enfrentarse profesionalmente al panorama que se está configurando gracias a éstas?

 

A.P.: En mi papel de directora de un posgrado solo hay una respuesta posible: sí, claro. En todo caso, me parece que los conocimientos que el sector requiere no son demasiado complejos, aun con las transformaciones en curso; más importante es comprender lo que ocurre con la lectura y la captura de información en general. ¿Es cierto que la concentración, la pausa y la profundidad están en declive? Si hay cifras como que el 70% de los chilenos no entiende todo lo que lee, pareciera que sí. ¿Debemos acostumbrarnos a una nueva forma de leer, más superficial y fragmentaria pero más conectada? No lo sé seguro, por eso tenemos que pensarlo, para ver qué libros y qué medios escritos debemos hacer entonces.

 

L.G. & M.G.¿Cree que el Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF está ofreciéndoles a los estudiantes los conocimientos necesarios para desempeñar los nuevos oficios que están apareciendo gracias a la emergencia de lo digital?

 

A.P.: Siempre pienso que los cursos son insuficientes, pero es porque creo que la formación de un editor lleva toda una vida.

 

L.G. & M.G.¿Está el sector del libro en capacidad de absorber a los profesionales que se están formando en los cursos de postgrado en edición?

 

A.P.: El sector del libro en Chile es pequeño, pero hay innumerables reparticiones públicas y una cincuentena de universidades que producen textos y publicaciones, y que necesitan con urgencia editores inteligentes y bien preparados. Eso le hace bien al país, y el país nos importa tanto o más que un puñado de escritores que quieren ver sus libros lindamente publicados.

 

L.G. & M.G.¿Cuál es el valor que aporta el carácter interuniversitario e intercontinental del Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF?

 

A.P.: Todos los latinoamericanos sabemos de la importancia que nuestra sociedad asigna a los títulos universitarios europeos, por buenas razones por lo demás. Entonces hay de partida un atributo ventajoso en lo formal, que es contar con un título internacional además del chileno. Pero por supuesto importa también la experiencia y perspectiva de los docentes UPF, viniendo como vienen de la cuarta potencia editorial del mundo, y de un programa de edición que tiene dieciséis años de existencia, con mucho éxito. El aporte de los cursos dictados por profesores de la Pompeu Fabra suma, y mucho.

 

L.G. & M.G.¿Qué relación tiene la industria del libro chilena con el Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF?

 

A.P.: Los profesores del programa son directores editoriales, críticos literarios, agentes, directores de revistas, editores de suplementos, escritores, periodistas de cultura y diseñadores gráficos, esto es, gente de la industria, gente que trabaja “en terreno”, lo que ya implica una relación cercana. Además, Chile no es un país tan grande en población, más o menos nos conocemos todos y hay una relación fluida.

 

L.G. & M.G.¿Se hace un seguimiento a la trayectoria profesional de los egresados del Magíster y Diplomado en Edición UDP-UPF?

 

A.P.: Siempre hay un porcentaje de ex alumnos a quienes se les pierde la pista, generalmente porque se trasladan fuera del país, pero con la mayoría mantenemos contacto y sabemos dónde están trabajando y qué han publicado. Tenemos como política, por ejemplo, colaborar con todas las presentaciones de libros o revistas publicados por alumnos nuestros, y muchas de ellas se realizan en el Auditorio de la Facultad. Promovemos sus publicaciones en las redes sociales, y tratamos de que se conozcan las distintas generaciones de alumnos: de ahí salen proyectos interesantes.

7 comentarios para “entrevista a andrea palet, directora del magíster en edición udp-upf / “todo en un editor es práctica, vida y lectura””

  1. arturo ledeZma dice:

    En Chile tenemos la mala costumbre de decir las cosas por otro nombre. Hija de esta mala costumbre es la tendencia a inventar historias asombrosas. Yo, al parecer, vivo en un Chile muy diferente al de Palet; un chile en el que no hay escuelas de edición de verdad y en el que nos esmeramos por responder afirmativamente cuando alguien usa el término “sector editoral” y no disparamos fuegos de arificio para cambiar la atención de lugar como lo hace la entrevistada, aún cuando eso de hablar de nuestro escenario como sector parece ser una exageración en la mayoría de los casos.

    Me asombra que se pase de largo con tanta liviandad de tema a tema, y me alarma el que se diga que los alumnos de ese “curso de edición” [menor y de poco prestigio, para que lo sepan] tienen algo que hacer una vez que salen de ahí excepto ostentar que no saben absolutamente nada. ¿Cómo explicar entonces, sra Palet, que la web de la revista Offset (revista que por cierto fue lanzada hace más de un año, si mal no recuerdo y que era un proyecto interesantísimo y muy bien construido), decía que de la web de la revista aún no haya nada más que un enlace a un video de youtube? vean http://www.offset.cl ¿!Qué entiende esta señora por Nuevas tecnologías de la edición!?, probablemente tan sólo el mail y, a lo más, una cuenta de facebook para mandar mensajes a sus amigas de colegio. __Ahí tienen la muestra del trabajo de instrucción que entregan, muestra que dice que sus alumnos aún creen que un blog o un facebook […qué saben estos tipos lo que es linkedin o ediciona.com] son las más altas cúspides en lo que se refiere a tecnologías de edición de contenidos.

    Otra cosa que me saca de casillas, y me transforma en un ejemplo vivo de lo que ha de ser un “”emprendedor pequeño y rabioso”, es que se hable con tanta ignorancia de un medio en el cual se pretende representar. Me tomaré la molestia de pegar abajo, inmediatamente después de mis palabras, la programación académica del magister para que los lectores tengan la posibilidad de ver lo que se imparte ahí y luego me digan ¿dónde hay alguna asignatura que tenga que ver con la edición que se practica realmente en un país con un mercado editorial como el nuestro? ¿De qué sirve tanto análisis de revistas de papel couché si a duras penas y tenemos una producción de libros interesante? ¿qué es lo que ha hecho realmente el magister, más allá de cobrar una millonada por una cartera de contactos que únicamente sirve para sentarse en una silla a soñar que se puede llegar a ser la asistente de Anna Wintour sólo por que se vio la peli de Merryl Streep?

    Chile, (tal como Perú, Argentina, Bolivia, y otros países de sud américa, no somos originales en eso) tiene un mercado editorial pequeño y que tiende a ser cada vez más cargado a mirarse a sí mismo pensando que somos el ombligo del mundo. Acá suelen nacer y morir proyectos pequeños (como la mencionada revista Offset que sólo tuvo un número y un facebook con 60 seguidores) que languidecen hasta fallecer ahogados en su propia pompa, en su propio vértigo de trabajo mal pensado. Es común ver edioriales chicas que pretenden ser cánon; revistas llenas de amigos que pretenden dictar desde sus casas lo que es la última moda en París; o universidades pequeñas que se inventan un mundo de fantasía y luego se autoproclaman con el derecho a pasar por sobre el mundo entero con carreras ridículas que son un vuelo de luces en la noche de un carnaval adolescente y nada más que eso, pero que no tienen ni los conocimientos ni el rigor, menos aún la presencia real en un mundo de libros, que merecerían al menos para ser tomadas en cuenta.

    ¿qué entiende por edición esta gente?

    Es tanta la ignorancia de esta señora que lo más probable es que pensó que nadie en Chile leería una entrevista que ha de salir en una página española, quizá por eso es que pienso que se atrevió a exponer lo que expuso en esta tribuna creyendo, erróneamente, que esto sería otra pancarta publicitaria más para un cursillo pensado para empresarios snob que quieren poner más cuadros en sus muros con membretes universitarios. De otro modo no me explico que alguien tenga el tiempo de escribir una respuesta a una entrevista que, a todas luces, no supo responder porque le quedó grande.

    Yo sé que esta entrevista ha sido pensada con la más buena voluntad del mundo, y que Martín y Leroy se han esforzado por darnos a los lectores del Ojofisgón lo mejor posible, sin embargo, me siento profundamente comprometido a dejarles al menos el registro de que acá, en este Chile lejano y sudaca, somos mucho más que simples niñitos ricos que pagamos cursos para ser editores y así salir en televisión o en la portada de una revista de farándula. La edición independiente, y de la otra, jamás ha pasado y quiera dios que no pase por la udp o su magister, que eso quede claro, y no conoce a la señora Palet o sus versiones de un país que se imprime con letras doradas en la portada del cielo.

    un abrazo afectuoso

    Ar.-L.

    ASIGNATURAS 2010

    Edición de revistas

    * Edición general, Paula Escobar / Ana Cruz
    * Análisis de casos, Marcela Aguilar
    * Proyectos editoriales, Milena Vodanovic
    * Edición de textos, Pedro Pablo Guerrero
    * Diseño editorial, Rodrigo Ramírez
    * Historia de las revistas, Cecilia García-Huidobro McA
    * Libros y revistas online, Miguel Paz
    * Taller de titulación I
    * Taller de titulación II

    Edición de libros

    * Edición general, Andrea Viu
    * Análisis de casos, Andrea Palet
    * Proyectos editoriales, Esteban Cabezas
    * Edición de textos, Pedro Pablo Guerrero
    * Diseño editorial, Rodrigo Ramírez
    * Historia del libro, Bernardo Subercaseaux
    * Libros y revistas online, Miguel Paz
    * Taller de titulación I
    * Taller de titulación II

  2. martín gómez dice:

    Arturo, haces una serie de anotaciones interesantes y creo que no poco polémicas que me parece que dan pie para empezar una discusión bien rica mediante el intercambio de puntos de vista entre personas que conozcan lo que está pasando en Chile y que estén participando en el desarrollo del mercado editorial chileno.

    ¿Alguien se animará a expresar su punto de vista frente a los planteamientos tanto de Andrea como tuyos, que evidentemente son tan distintos?

    Quedo a la espera.
    Saludos y sigamos…

  3. Hola Martín. Uf, ojalá que alguien se sume y diga algo. Lo veo dificil. Cuesta que la gente diga lo que piensa. Y aunque es cierto que fui un poco grosero sin querer serlo y movido más por la pasión que por la cordura creo que no hay mucho paso a la discusión cuando se aborda la vida o el ejercicio con una postura tan naif como es la de los chilenos en general.

    Yo espero alguien diga más que yo. A ver si alguien se suma.

    un abrazo desde stgo de Chile

  4. martín gómez dice:

    Arturo, esperemos que quienes se sientan implicados en la reflexión reaccionen y contribuyan a enriquecerla.
    Entiendo que algunas veces nos exaltamos frente a temas sensibles pero lo importante es conversar con serenidad para no herir a nadie, para no perder la perspectiva en la discusión y para no enturbiarla.
    Un abrazo de vuelta desde Barcelona.
    Sigamos…

  5. Lamentablemente la discusión acá es dificil darla. Faltan años [luz] para que estemos en condiciones de sentarnos a reflexionar respecto a nuestro ejercicio y más años aún para que podamos siquiera atisbar desde lejos las problemáticas que nos afectan. Apenas damos con un mercado, muy por debajo de lo por debajo de otros como el vuestro.
    Si bien yo soy de los que reacciona mal (al menos parece ser que así sonaron mis palabras) soy de los que al menos reaccionan. Acá está lleno de los que responden con soltura y propiedad cuando es que creen que van corriendo solos [no sólo andrea] pero a la hora de decir lo que se piensa todos dan un paso al lado esperando que otro tire la primera piedra y eso jamás sucede. Hay una agrupación que autoproclamadamente se hace llamar “editores de chile”, por ejemplo, que son un grupo de viejos que hace veinte años vienen haciendo lo mismo y no logran despegar las manos del mimiógrafo para hablar de edición. No sé si alguna vez trataste de ubicarlos, pero me imagino que aún están tratando de abrir el correo o buscando el apartado postal para decirte Acá estamos.

    De Chile les recomiendo revista Cinosargo, revista laCallepassy061.blogspot.com, si es que quieren hablar de edición online; o editorial Calabaza del Diablo, Editorial Kultrun, si es que quieren conocer excelentes trabajos editoriales que Si nos representan [catálogo+calidad de autores+trayectoria]. Ahí podrán encontrar excelentes muestras representativas de lo que se está haciendo o intentando hacer desde esta parte del mundo y no darán con anuncios publicitarios con olor a entrevista.

    un abrazo martin.

    agradecido y espero sigamos

    Ar.-L

  6. […] o editor no actual entorno de tránsito e mudanza do paradigma da comunicación cultural. Nunha recente entrevista, a xove editora chilena sinala coa súa habitual agudeza didáctica que «todo nun editor é […]

  7. […] o editor no actual entorno de tránsito e mudanza do paradigma da comunicación cultural. Nunha recente entrevista, a xove editora chilena sinala coa súa habitual agudeza didáctica que «todo nun editor é […]

deje un comentario