archivo del marzo, 2013

¿dónde se piensan la edición y el sector del libro en español?

Desde hace años me llama la atención la gran cantidad de contenidos que se producen sobre la edición, el libro, la industria editorial y la lectura. Se trata de un sector que produce contenidos sobre los más diversos temas incluyendo la naturaleza de su oficio, su historia, los diversos aspectos de su trabajo, su rol, su modelo de negocio, su evolución, su situación actual, etc. Me pregunto si hay otros sectores que reflexionen y hablen tanto sobre sí mismos y por diferentes motivos he podido constatar que el de la tecnología, el de la publicidad y el marketing, el de la ciencia o el del periodismo sí que lo hacen. No sé si esto tenga que ver con los mitos que hay alrededor de estos sectores, con la fascinación que a menudo producen al ser vistos desde afuera, con la pasión que muchas veces sienten por sus oficios quienes los ejercen y con la imagen que éstos tienen o quieren proyectar de sí mismos.

 

 

Los editores, los libreros, los autores, los agentes literarios, los periodistas y los grupos de interés así como los expertos, los académicos y los generadores de opinión que se ocupan de los más diversos temas en el ámbito hispanohablante a menudo reflexionan y hablan acerca de la edición y del sector del libro. Se publican artículos, reportajes y entrevistas en libros, revistas, periódicos, suplementos culturales y blogs, se hacen programas de radio o televisión y se realizan congresos, foros y seminarios. Sobre el tema reflexionan y expresan sus opiniones los actores del sector, expertos vinculados con él e incluso personas provenientes de otros sectores relacionados con el mundo de los contenidos. Quizás el hecho de que el libro lleve tanto tiempo jugando un papel central en nuestra cultura, siendo uno de los vehículos privilegiados para la transmisión tanto de muchos aspectos de ésta como del conocimiento y sirviendo como fuente de educación, ocio y entretenimiento haga que muchos nos sintamos estrechamente vinculados con él y nos incite a reflexionar con respecto a su naturaleza, a su entorno y a su evolución.

 

Cuando me pregunto dónde se piensan la edición y el sector del libro en español busco una respuesta que trascienda los límites tanto de las fuentes referenciadas en el apartado “a. sobre el sector del libro (es)” de la franja de enlaces de [ el ojo fisgón ] como de las organizaciones gremiales. Me refiero a universidades y centros de formación, a organizaciones del sector cultural, a ferias del libro, a publicaciones periódicas o a consultoras pero también al papel que estos actores juegan en la construcción de una agenda alrededor de la evolución del sector y de sus oficios, a los aportes que hacen al debate público con respecto a estos temas y a la manera como contribuyen a comprenderlos.

 

 

 

 

 

Pienso en algunas actividades específicas de eventos como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el Festival Internacional de Literatura en Buenos Aires (FILBA, la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBO) o Kosmopolis así como en la revista Texturas, en el Encuentro sobre la Edición de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en el Simposio Internacional del Libro Electrónico en Español (SILE), en el Encuentro Otra Mirada y en la Fundación Germán Sánchez Ruipérez —que tiene proyectos interesantísimos como Casa del Lector y Lectura Lab—. Al funcionar como hubs para profesionales y organizaciones del sector estos actores —que normalmente están trabajando de manera permanente pero que a menudo sólo hacen visibles los resultados de su trabajo en momentos puntuales del año— propician y provocan encuentros que desencandenan nuevas dinámicas de red o que contribuyen a la consolidación de las ya existentes, dando pie para la puesta en marcha de procesos de colaboración, de intercambio de experiencias y de transferencias de conocimiento.

 

Mientras que hay personas y organizaciones que cotidianamente están muy presentes en la conversación sobre la evolución y la actualidad del sector, hay otras que sólo aparecen en público intermitentemente o en momentos puntuales y algunas que trabajan de manera silenciosa y que dan a conocer los resultados de su trabajo en ámbitos pequeños, altamente especializados y de acceso restringido. Quizás el grado de visibilidad pública de estas personas y organizaciones dependa en gran parte de la velocidad a la que funcionan los circuitos en los que se mueven, del plazo al que proyectan su trabajo y de la frecuencia con la que presentan los resultados de éste.

 

En el sector del libro hispanohablante en general hay más información sobre lo que sucede en España que con respecto a las cosas que ocurren en Hispanoamérica. Supongo que esto se debe al menos parcialmente al rol hegemónico que la industria editorial española ejerce en Hispanoamérica, a que por razones que desconozco la producción de la blogosfera editorial en español se concentra mayoritariamente en la península ibérica y a que en España hay más información disponible sobre el sector del libro que en cualquier país hispanoamericano —aunque ésta siga siendo insuficiente y esté lejos de dejar de serlo—. Por otro lado, si tomamos las dos orillas del Atlántico como referente para abordar desde una perspectiva geográfica el mundo hispanohablante está claro que España es una unidad territorial más fácilmente abordable debido a la mayor fragmentación política, jurídica, económica, social y cultural que existe en Hispanoamérica.

 

Dicho todo lo anterior, vuelvo a la pregunta que planteo en el título de esta entrada con la esperanza de encontrar respuestas en las contribuciones de quienes hayan tenido la paciencia de llegar hasta este punto: ¿dónde se piensan la edición y el sector del libro en español?

 

Ya conocemos una parte de la respuesta y es altamente probable que esa otra que en este momento nos resulta desconocida porque no hemos tenido la oportunidad ni de descubrirla ni de entrar en contacto con ella esté llena de cosas interesantes que pueden resultar provechosas para quienes estamos interesados en la edición, en el sector del libro y en todo lo que gira alrededor suyo.