archivo de la categoría “eventos y premios”

impresiones de la filbo: una cita imprescindible

Un poco más de dos semanas después de haber regresado de la 27ª Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) aprovecho para comentar algunas de mis impresiones con respecto no sólo a ésta, sino también al ecosistema del libro en Colombia. Como podrán ver en esta entrada, tengo la impresión de que desde hace varios años la FilBo y el ecosistema del libro en Colombia vienen sufriendo una evolución bastante positiva y ganando potencia.

 

En relación con la FilBo hay varias cosas que considero que vale la pena destacar:

 

- la oferta de libros: durante la FilBo se concentra en un solo lugar una parte importante de la oferta editorial del mercado colombiano. Además de los títulos vivos del catálogo de las editoriales tanto nacionales como extranjeras que comercializan su producción en Colombia, en la FilBo hay un gran mercado de saldos que atrae a quienes buscan libros baratos y/o descatalogados.

- la programación cultural: las actividades culturales que hay en la FilBo no sólo son muchas y muy variadas, sino que además cuentan con una gran asistencia de público. Como invitado de honor, Perú montó un pabellón y una programación cultural verdaderamente impresionantes.

- la programación para profesionales: la FilBo cada vez ofrece más actividades para profesionales como la rueda de negocios —organizada conjuntamente por Proexport, la Cámara Colombiana del Libro y Corferias, los Foros del libro y el seminario Derecho de autor: los nuevos modelos de negocio de la industria editorial. La realización de estas actividades es importantísima para el sector del libro y según los comentarios que he oído el balance de quienes asistieron a ellas es muy positivo.

- el tráfico de público: los habitantes de Bogotá asisten masivamente a la FilBo, que según la Cámara Colombiana del Libro este año contó con 452.000 visitantes. La afluencia de público a la FilBo se ve en los diferentes espacios de Corferias como los pabellones en los que se encuentran los stands, los auditorios donde se desarrollan las actividades que conforman su programación cultural, la Plaza de Banderas o la plazoleta de comidas. La FilBo viene consolidándose como un punto de encuentro fundamental no sólo para los habitantes de Bogotá en su condición de ciudadanos, consumidores y lectores, sino también para los actores del sector.

 

 

 

 

 

 

Es evidente que durante los últimos años la FilBo ha sufrido una transformación positiva. En mi condición tanto de observador externo como de participante he notado un cambio tanto cualitativo como cuantitativo entre la FilBo de 2009 y la de 2014 —en 2013 no percibí mayores transformaciones quizás porque sólo asistí como visitante—. Tengo entendido que esta transformación es en gran parte el resultado del trabajo del equipo que Diana Rey lidera desde hace varios años. Salta a la vista que el trabajo de este equipo es un proceso cada vez más consolidado. Por lo que a mí me corresponde así como por lo que pude ver, esta clara la importancia del papel que en esta edición de la FilBo jugó Adriana Martínez-Villalba —quien reemplazó a Juan David Correa en la coordinación de la programación cultural—.

 

Me parece importante llamar la atención sobre el rol que vienen jugando en la construcción y en el fortalecimiento del ecosistema del libro en Colombia ciertos actores de distintas naturalezas que desde sus respectivos ámbitos de actuación están interviniendo en el desarrollo del sector editorial: por un lado, entidades públicas nacionales y locales como el Ministerio de Cultura, la división cultural del Banco de la República, el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES), la Biblioteca Nacional, el Instituto Caro y Cuervo, la Dirección Nacional de Derecho de Autor (DNDA) o el Centro para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) —que es un organismo intergubernamental perteneciente a la UNESCO—; y, por otro lado, organizaciones gremiales como la Cámara Colombiana del Libro, la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (ACLI), la Red de Editoriales Independientes Colombianas (Reic) o La Ruta de la Independencia. En algunos escenarios concretos existe una dinámica de colaboración fundamental entre algunos de estos actores, que no sólo se ocupan de cumplir sus propios objetivos sino que además están trabajando coordinadamente en el diseño y el desarrollo de programas y acciones puntuales que buscan contribuir al fortalecimiento del ecosistema del libro en Colombia.

 

Me llama particularmente la atención la efervescencia que hay en el ámbito de la edición independiente. En este segmento hay un buen número de editoriales consolidadas —Babel, Común Presencia, El Áncora, La Carreta y Tragaluz—, en vías de alcanzar la madurez —Diente de león, Icono, La iguana ciega, La silueta, Pluma de Mompox o Taller de edición Rocca— y emergentes —Destiempo, El Peregrino, Go Up Cómics, Jardín, Laguna, La valija de fuego, Luna, Rey + Naranjo y Robot—. Personalmente considero que LagunaRey + Naranjo y Robot son algunas de las editoriales emergentes del ámbito de la edición independiente en Colombia que hoy en día están haciendo las propuestas más interesantes a través de sus catálogos.

 

La situación de las librerías en Colombia no deja de ser preocupante porque el tejido librero sigue siendo escaso y débil. La mayor parte de las librerías colombianas están concentradas más que en Bogotá, en unas pocas zonas de la ciudad. Y para mucha gente los puntos de venta de libros más cercanos son los locales de la Librería Nacional y las grandes superficies tipo Éxito y Jumbo que solamente se encuentran en las principales ciudades del país. En principio la escasez y la concentración geográfica de las librerías en Colombia debería favorecer e incentivar el crecimiento de las ventas vía comercio electrónico y representar una oportunidad para las grandes plataformas que comercializan tanto libros en papel como e-books. La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) estima que en 2013 el comercio electrónico generó en Colombia ingresos por 2.500 millones de dólares. Las tasas de bancarización de la población, la seguridad en las transacciones y la confianza de los consumidores son algunos de los aspectos en los que es necesario trabajar para darle un impulso al comercio electrónico en Colombia de manera que —por hablar sólo del tema que nos ocupa— las personas puedan comprar libros siempre que se les antoje sin importar si tienen una librería cerca o no.

 

 

 

 

 

 

Finalmente, quiero destacar que la presencia en la FilBo de una gran cantidad de representantes de la edición española —muchos de ellos latinoamericanos, por cierto— confirma que hoy en día el mercado colombiano le ofrece a ésta grandes oportunidades de negocio. Está claro que mientras la recuperación económica no sea una realidad en España el mercado latinoamericano seguirá siendo no sólo lo que Manuel Gil llama “un caladero natural”, sino también una posible carta de salvación para toda la industria editorial española —es decir, no sólo para los grandes grupos que desde hace tiempo tienen filiales en muchos países de la región—.

 

Yo espero poder seguir yendo cada año a la FilBo y a quienes tengan la oportunidad de ir les recomiendo que no dejen de hacerlo. Si quieren conocer un punto de vista diferente del mío, les aconsejo la lectura de la primera y la segunda entrega de las crónicas de la FilBo de Manuel Gil.

foros del libro en la filbo

En la 27ª Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) que empieza hoy martes 29 de abril y cuyo invitado de honor es Perú se celebrará la quinta edición de Foros del libro. El título de esta nueva edición de Foros del libro que tendrá lugar entre los próximos lunes 5 y jueves 8 de mayo es “Editar hoy: retos y posibilidades del mercado del libro”. En Foros del libro participarán figuras del mundo editorial que provienen de distintos países del ámbito hispanohablante: autores, scouts, agentes literarios, editores, libreros y periodistas. Como puede verse, se trata de profesionales vinculados con diferentes eslabones de la cadena de valor que están vinculados con una amplia gama de empresas y organizaciones del sector.

 

 

 

 

 

 

Cada día del evento se abordará una temática diferente como puede verse a continuación:

 

Lunes 5 de mayo: Hablan los editores

- La construcción de un catálogo independiente en tiempos de crisis. Participan Margarita Valencia y Maria Osorio.

Editores y medios. Participan Valeria Bergalli, Juan David Correa, Carolina López y Aurelio Major.

Librerías y editores. Participan Jorge Carrión, Manuel Gil y Felipe Ossa.

Martes 6 de mayo: Tres casos de internacionalización

La literatura colombiana reciente en los mercados internacionales. Participan Martín Gómez, José Hamad y Víctor Hurtado.

México y España: la edición más allá de las fronteras. Participan Diana Hernández, Adriana Martínez y Santiago Tobón.

Sin Metadatos no hay ventas. Participa Jesús Peralta.

Miércoles 7 de mayo: Actores de la cadena editorial

La consolidación de un catálogo: dos casos exitosos. Participan Juan David Correa, Enrique Redel y Julián Rodríguez.

La unión hace la fuerza. Asociaciones de editores independientes de Colombia y Perú. Participan Catalina González y Felipe González.

Marketing editorial: nuevas tendencias. Participan Martín Gómez, Patricio Pron, Santiago Tobón y Sergio Vilela.

Jueves 8 de mayo: Derechos de autor y nuevos modelos de negocio

El derecho de autor y la edición nacional e internacional. Participan José Luis Caballero, Enrique González Villa y Fernando Zapata.

Nuevos modelos de negocio en la era digital. Participan Iván Darío Agreda, Jaime Iván Hurtado, Robert Kidd, Suanny Pabón, Luis Fernando Páez y Oswaldo Peñuela Carrión.

 

 

 

 

 

 

La evolución de la FilBo a lo largo de sus casi treinta años de existencia es impresionante. En el campo profesional puedo ver una diferencia tremenda entre lo que era la FilBo cuando participé en 2009 y lo que es hoy en día. Durante los últimos años la FilBo viene consolidándose como uno de los puntos de encuentro más importantes para los actores de la industria editorial del ámbito hispanohablante —ver lo que comenté desde una perspectiva más amplia con respecto a este tema en la entrada “centros, periferias, redes y hubs—. En Hispanoamérica ya hay un circuito de ferias del libro más que consolidado en el que la FilBo continúa ganando relevancia, quizás siguiendo los pasos de los dos grandes referentes de la región: GuadalajaraBuenos Aires.

 

Quizás la creciente importancia de la FilBo sea un reflejo de la movida que con una intensidad cada vez mayor está teniendo lugar en el mundo editorial y librero, mayoritariamente en Bogotá y en menor medida en otras ciudades colombianas como Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga. Esta movida está siendo liderada en gran parte por entidades públicas como el Ministerio de Cultura, la división cultural del Banco de la República, el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) o la Biblioteca Nacional así como por organizaciones gremiales como la Cámara Colombiana del Libro, la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (ACLI), la Red de Editoriales Independientes Colombianas (Reic) o La Ruta de la Independencia. Todos estos actores vienen jugando un verdadero papel de dinamización cultural cuyos resultados se expresan en la emergencia de interesantes propuestas de dos tipos: catálogos editoriales y actividades culturales.

 

Vale la pena citar algunas cifras con respecto a la 26ª edición de la FilBo, que en 2013 tuvo a Portugal como invitado de honor:

 

Resultados de la 26ª FilBo:

- 433.000 visitantes durante los 14 días de la feria, superando en un 10% los visitantes de la versión anterior.

23.000 asistentes a la Noche de los Libros, realizada el viernes 26 de abril.

- Más de 420 expositores ofrecieron lo mejor de su catálogo editorial.

- Más de 1.000 sellos editoriales presentes.

- 63.000 nuevos lectores. Estudiantes de colegios públicos y privados visitaron la feria, y participaron de visitas guiadas, talleres y actividades lúdicas.

- 23 pabellones y cerca de 150.000 m2 de exposición.

- 823 periodistas nacionales e internacionales fueron acreditados para su asistencia a la feria.

- 2.076 notas de prensa en medios nacionales, valoradas en $16.339.618.468 millones de pesos.

Rueda de negocios (realizada por Proexport, la Cámara Colombiana del Libro y Corferias):

- USD 12.4 millones de dolares cerrados en acuerdos comerciales.

- Asistencia de 100 compradores internacionales provenientes de 20 países.

- 220 exportadores colombianos asistentes.

- 1300 citas de negocios programadas.

Programación cultural e invitados:

- 1.200 actividades culturales durante los 14 días de la feria.

- Más de 400 invitados nacionales e internacionales entre escritores, periodistas, poetas, ilustradores y artistas.

- 35 conversaciones que le cambiarán la vida. Franja central con invitados como el premio nobel de literatura JMG Le Clézio.

Portugal, país invitado de honor 2013:

- 20.000 ejemplares en portugues y español en la librería del pabellón del país invitado de honor.

- 23 escritores y poetas invitados.

- 32 títulos traducidos al español.

- Exposición de 31 ilustraciones de artistas destacados del país invitado.

 

 

 

 

 

Felicitaciones al equipo de la Cámara Colombiana del Libro por lo que ha logrado a lo largo de casi tres décadas de existencia de la FilBo, sobre todo durante estos últimos cinco años.

Martes, noviembre 19, 2013 categorizado bajo contenidos digitales, entorno digital, v congreso iberoamericano de cultura

v congreso iberoamericano de cultura: del 20 al 22 de noviembre en zaragoza

Entre los próximos días miércoles 20 y viernes 22 de noviembre se celebrará en Zaragoza el V Congreso Iberoamericano de Cultura.

 

 

 

 

 

 

Así se presenta el V Congreso Iberoamericano de Cultura, cuyo eslogan es “Cultura digital, cultura en red”:

 

‘En un mundo de creciente digitalización global, este congreso busca identificar cómo la transición de la cultura al entorno digital aportará innovación, creatividad y crecimiento a las economías y sociedades iberoamericanas, posibilitando además oportunidades para la configuración de un gran espacio cultural común.

Zaragoza aspira a convertirse en un punto de encuentro y reflexión entre instituciones, emprendedores digitales y entidades del sector cultural (editoriales, museos, productoras, fundaciones, bibliotecas, teatros, discográficas, etc.). El objetivo es examinar el impacto de la irrupción de Internet en el mundo cultural, destacando las oportunidades derivadas de una cultura en red’.

 

La estructura del V Congreso Iberoamericano de Cultura consta de cuatro áreas: el Conversatorio iberoamericano, la Zona de tendencias, la Zona abierta y la Zona de experiencias.

 

El V Congreso Iberoamericano de Cultura tiene sus propios canales en distintas plataformas de generación Web 2.0 —Facebook, Twitter, YouTube, Flickr y Pinterest—, donde se colgarán y se divulgarán contenidos relacionados con el desarrollo del evento. Quienes quieran seguir la cobertura del V Congreso Iberoamericano de Cultura a través de alguno de estos canales pueden hacerlo mediante el hashtag #culturadigital.

 

Al ser un punto de encuentro que busca no sólo tender puentes entre los actores del mundo de la cultura y del “emprendimiento” del ámbito iberoamericano sino también ser un espacio de reflexión en torno al estado actual y a la posible evolución a futuro de algunos temas críticos relacionados con lo digital, seguro que el V Congreso Iberoamericano de Cultura será una experiencia bastante provechosa para quienes asistiremos a él así como para quienes se mantengan informados acerca de lo que suceda allí. Aprovecho la ocasión para agradecerle a la organización del V Congreso Iberoamericano de Cultura por invitarme a cubrirlo.

 

La programación del V Congreso Iberoamericano de Cultura puede consultarse apretando aquí.

II feria del libro independiente en cantabria (flic!)

Del 4 al 7 de julio de 2013 se celebrará en Santander la II Feria del Libro Independiente en Cantabria (FliC!), cuya primera edición se realizó el año pasado y tuvo una muy buena acogida.

 

 

FLIC_2013

 

 

La siguiente es la programación de la FLIC! 2013:

 

Jueves 4 de julio

11:00 h.- Apertura al público de la II FLIC!

11:00-12:30 h.- Encuentro ‘Santander-Bilbao, Tan cerca’. Debate entre escritores de ambas ciudades. Modera: Guillermo Balbona. Intervienen: Txani Rodríguez, Juan Gómez Bárcena, Alex Oviedo y Marcos Diez.

12:30-14:00 h.- Mesa de debate sobre la prescripción del libro. Modera: Eduardo Laporte. Intervienen: Alberto Olmos, Gonzalo Garrido, Germán Gullón, José María Gutiérrez

17:00-18:30 h.- Jueves Fantástico. Coloquio entre escritores de narrativa fantástica. Modera: José Antonio Cotrina

18:30-19.30 h.- Homenaje del Gremio de Editores de Cantabria a Manuel Arce y Daniel Gil (in memoriam)

19:00-19:30 h.- Inauguración oficial a cargo de Íñigo de la Serna, Alcalde de Santander

19:30-21:00 h.- Poesía inédita. Encuentro de poetas cántabros. Coordina: Dori Campos

Viernes 5 de julio

11:30-12:30 h.- Conferencia sobre la edición independiente a cargo de Jordi Corominas

12:30-14:00 h.- Mesa de debate sobre la edición independiente en América Latina. Modera: Martín Gómez. Intervienen: Alberto Valderas (Panamá), Ricardo Alonso (Colombia) y Paco Gómez Nadal (La Vorágine, Santander)

12:00-14:00 h.- Taller de printing show para todas las edades a cargo de Giuliano Camilleri (ArtPapel)

17:00-17:45 h.- Presentación a cargo de la editorial Almed (Isabel de Solís. Soraya, de Brígida Gallego-Coin)

17:45-18:30 h.- Presentación a cargo de la editorial Libros de pizarra (Los futuros imperfectos, de Óscar Alonso)

18:30-19:15 h.- Presentación a cargo de la editorial Periférica (Las ilusiones, de Jonás Trueba)

19:15-20:00 h.- Presentación a cargo de la editorial Sloper (El general y la musa, de Román Piña)

20:00- 21:00 h.- Viernes negro. Homenaje al género policíaco con una charla de escritores de novela negra conducida por Jesús Cabezón. Intervienen los escritores Ignacio del Valle y Gonzalo Garrido

22:00-23:00 h.- Concierto de Paquito y el Serbio Malo

Sábado 6 de julio

11:30-12:30 h.- Fiesta literaria. Encuentro con los versos, los cuentos y los libros de Diego Pun Ediciones

12:30-14:00 h.- Mesa de debate entre libreros y editores. Modera: Bernat Ruiz. Intervienen: Lola Larumbe (Librería Alberti, Madrid), Paco Goyanes (Librería Cálamo, Zaragoza), Fernando García-Barredo (Librería Estvdio, Santander); Jesús Ortiz (Ed. Milrazones), Javier Jiménez (Ed. Fórcola) y Donatella Iannuzzi (Ed. Gallo Nero)

12:00-14:00 h.- Taller de ilustración y cómic para niños a cargo de Enrique Vegas y de Álvaro Iglesias

17:00-17:45 h.- Presentación a cargo de la editorial Páginas de Espuma. (Casa de muñecas, de Patricia Esteban Erlés. Ilustrado por Sara Morante)

17:45-18:30 h.- Presentación a cargo de la editorial Fórcola (Amundsen-Scott: Duelo en la Antártida, de Javier Cacho)

18:30-19:15 h.- Presentación a cargo de la editorial El gallo de oro (Tiempo Muerto. Historias de escritores un poco raros, de José Fernández de la Sota. Ilustrado por Pablo Gallo)

19:30-21:00 h.- Conferencia de Manuel Rico, gran conocedor del mundo editorial desde muy distintos ámbitos. Aunando el punto del vista del editor, del escritor y del crítico ofrecerá un recorrido por su intensa trayectoria profesional y su visión de la situación en que actualmente se encuentra el libro independiente en España. Presenta: Carlos Alcorta

22:00-23:00 h.- Concierto de la Swing Band de la sala Blackbird

Domingo 7 de julio

11:00-12:00 h.- Cien años de libros sobre el Racing. Coloquio con Aser Falagán, Fran Díez y José Manuel Holgado. Modera: Bernardo Colsa

11:30-14:00 h.- Encuentro ‘Construir juntos el libro independiente del futuro’. Tema de debate: Asociacionismo en el sector de la edición independiente

12:00-14:00 h.- Cuentacuentos a cargo de Mónica Anduiza y Mónica Tallón, autoras del cuento Tres brujas traviesas

17:00-18:00 h.- Presentación a cargo de la Librería Universitaria de León (Carta blanca, de Rafael Saravia. Ed. Calambur)

18:00-20:00 h.- Quiero un dragón en la portada. Charla a cargo de Enrique Corominas. El ilustrador de Juego de tronos hablará del proceso de creación de las cubiertas de los libros

 

***

 

La FliC! 2013 llega en un momento en el que todavía quedan restos del buen sabor de boca que produjo el hecho de que “la Feria del Libro de Madrid frena la caída de sus ventas y sube un 9,3%” y en el que la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) anuncia que “LIBER se renueva para convertirse en un gran acontecimiento profesional y social”.

 

Me parece interesante el carácter alternativo de la FliC! no sólo por el planteamiento de su programación cultural, sino también por lo que supone desde un punto de vista simbólico la apuesta por salirse del circuito Madrid-Barcelona para realizar un evento potente en el que se invita a la reflexión en torno al mundo del libro —como en su momento también lo ha hecho la librería Cálamo de Zaragoza al organizar el Encuentro Otra Mirada, que también va ya por su segunda edición—.

una industria en busca de nuevas ideas

Estoy convencido de que el libro es una tecnología casi perfecta a la que tal y como la conocemos hoy en día se le pueden hacer muy pocas mejoras porque está muy cerca de su estado evolutivo más avanzado. Es verdad que en los procesos de producción del libro sigue habiendo muchas cosas que pueden mejorarse —principalmente para facilitar la integración de lo digital y de los posibles desarrollos que en el futuro se deriven de su evolución—. Y en lo que se refiere a la comunicación, a la promoción y al marketing aún tenemos más de una tarea pendiente. Por otro lado, la situación actual de la industria editorial pone en evidencia la necesidad de que ésta se reinvente más allá de la optimización de sus procesos de producción y de la creación de nuevos modelos de negocio.

 

Iniciativas como la Publishing Hackathon que se realizó en mayo pasado en Nueva York o The BookSmash Challenge de HarperCollins dan cuenta de que ciertos sectores y actores de la industria editorial son conscientes de la necesidad que tienen de reinventarse en distintos sentidos —una reinvención a nivel tanto interno como sectorial—. Creo que este proceso de reinvención pasa por puntos como la redefinición de la naturaleza, de la razón de ser y de la actividad de los distintos actores, la integración con otros segmentos de la industria de los contenidos, la puesta en valor de su trabajo, la búsqueda de fuentes de ingresos alternativas a las tradicionales, el fortalecimiento de los vínculos con los lectores, el mejoramiento del conocimiento que se tiene de éstos y el desarrollo de nuevas formas de empaquetar, de promocionar y de poner a circular aquello que la industria produce para garantizar no sólo que llegue a sus clientes potenciales o reales sino también que despierte su interés.

 

 

 

 

 

 

En un sector poco dado a invertir en investigación y desarrollo iniciativas como la Publishing Hackathon y The BookSmash Challenge constituyen una manera económica, rápida y potencialmente eficaz de acceder a esas ideas nuevas e incluso innovadoras que son tan necesarias sobre todo en momentos críticos como el actual, echando mano de prácticas y recursos propios de nuestra época como el crowdsourcing o eso que llaman “la sabiduría de las multitudes” —a los que ciertos sectores más dinámicos y potentes como el tecnológico, el farmacéutico y el minero vienen recurriendo desde hace tiempo—.

 

 

 

 

 

No creo que la reinvención de la industria editorial deba pasar solamente por lo digital —de hecho, insisto en la necesidad de desdigitalizar la agenda—. Independientemente de las decisiones que la industria editorial tome en medio de su proceso de reinvención y del rumbo que le dé a éste su apuesta debe pasar por seguir intentando producir y ofrecer contenidos de buena calidad, valiosos y relevantes, que es lo que mejor sabe hacer.

Page 1 of 4112345...102030...Last »