archivo de la categoría “feria internacional del libro de guadalajara (fil)”

andré schiffrin habla sobre the new press en la revista el librero / “el funcionamiento de la industria editorial se basa en la censura del mercado”

En el número 19 de la revista El Librero que empezará a circular la próxima semana en Colombia coincidiendo con la 25ª Feria Internacional del Libro de Bogotá aparece la entrevista que durante la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) le hice a André Schiffrin, el editor de The New Press. En esta entrevista cuyo título es “El funcionamiento de la industria editorial se basa en la censura del mercado” Schiffrin habla acerca del origen, de la naturaleza, del modelo de funcionamiento y de la evolución de The New Press, que en 2012 está cumpliendo veinte años. Uno de los temas que más me ha interesado desde que abrí [ el ojo fisgón ] es la edición independiente, un ámbito del cual Schiffrin y The New Press son dos iconos emblemáticos.

 

Entre los temas a los que Schiffrin se refiere en las respuestas a las preguntas planteadas en esta entrevista me gustaría llamar la atención sobre los siguientes:

 

– el impulso que los aportes de algunas fundaciones le dieron en sus inicios a The New Press y la búsqueda permanente de fondos por parte de la editorial para financiar el desarrollo de proyectos concretos.

 

– el hueco que The New Press se abrió en un ámbito de la edición del que en principio deberían ocuparse las editoriales universitarias.

 

– el rol que juegan los consejos de expertos a la hora de definir la perspectiva desde la cual se abordan temas altamente especializados en relación con problemas críticos que están siendo total o parcialmente desatendidos y con respecto a los que todavía hay algo que decir.

 

– la manera como algunos títulos que The New Press ha publicado alrededor de algunos temas críticos no sólo han contribuido a darles visibilidad a éstos, sino que también se han convertido en los libros de referencia en sus respectivas áreas temáticas.

 

– la repercusión que ha tenido sobre la sociedad estadounidense el creciente aislamiento cultural de Estados Unidos frente al resto del mundo.

 

 

 

 

Aprovecho esta entrada para darles las gracias a varias personas que jugaron un papel clave en la realización y en la publicación de esta entrevista: en primer lugar, a Juan Pablo Mojica del Centro para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) por facilitar y coordinar el encuentro con André Schiffrin; en segundo lugar, a Margarita Valencia por su contribución al desarrollo y al enriquecimiento de la conversación; en tercer lugar, a Silvia Chaves O’Flynn por la transcripción de la conversación; y, last but not least, a Marcel Ventura de El Librero tanto por manifestar su interés por este trabajo como por sus comentarios y sugerencias durante el proceso de edición del texto.

 

 

 

 

Quien quiera leer la entrevista puede descargarla apretando aquí.

el best translated book award (btba) 2012 y las dificultades para traducir en estados unidos

Hace dos días se dio a conocer la longlist del Best Translated Book Award (BTBA) 2012, que organiza el proyecto Three Percent —al cual me referí hace exactamente un año—. En la lista hay libros escritos inicialmente en diversas lenguas: alemán, español, francés, hebreo, húngaro, italiano, noruego, polaco, portugués, serbio y sueco. Llama la atención la gran cantidad de obras traducidas del francés (8) y en menor medida del español (4) y del alemán (3) que hay en la lista.

 

 

 

 

En la conversación que sostuvimos en la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) el editor estadounidense André Schiffrin señaló algunas de las dificultades a las que editoriales como The New Press tienen que enfrentarse para publicar traducciones en Estados Unidos. Entre las dificultades señaladas por Schiffrin se encuentran las siguientes:

 

– el creciente aislamiento cultural de Estados Unidos, que se ve en la falta de interés que existe allí con respecto a lo que sucede más allá de sus fronteras.

 

– la poca cantidad de traductores que hay incluso en el caso de lenguas tan populares como el francés y la falta de fondos para pagar traducciones —un panorama que en su opinión contrasta radicalmente con el europeo—.

 

– los plazos que se manejan en la realización de las traducciones debido al volumen de trabajo que tienen los pocos traductores que hay —que al verse desbordados a menudo no están disponibles para atender los encargos que les hacen los editores—.

 

– el hecho de que muchos de los traductores al inglés se encuentren sobre todo en el Reino Unido.

 

– la supresión por parte de las universidades del aprendizaje de una lengua extranjera como requisito para sus estudiantes, que repercute tanto en el interés de los lectores por otras tradiciones culturales como en las competencias lingüísticas de éstos.

 

Durante nuestra conversación Schiffrin llamó la atención sobre el trabajo de Dalkey Archive Press, que según él es la principal editorial independiente de ficción extranjera en Estados Unidos.

 

 

 

 

Me imagino que el trabajo de Open Letter BooksDalkey Archive Press, Europa Editions y otras editoriales que se centran en la publicación de libros traducidos está contribuyendo a que entre los habitantes de ese país de inmigrantes que es Estados Unidos crezca el interés por lo que se escribe en otros lugares del mundo y en otras lenguas. O al menos espero que así sea.

 

Sam Jordison publicó ayer en el Books blog de The Guardian la entrada “Are we finally getting the hang of foreign fiction?”, en la que pone sobre la mesa una reflexión con respecto al grado de apertura tanto del mercado editorial como de los lectores británicos frente a los libros traducidos de otras lenguas.

 

 

 

 

Una última cosa antes de terminar: en la entrada “three percent y su base de datos de traducciones en estados unidos” hice referencia al artículo “The Translation Gap: Why More Foreign Writers Aren’t Published in America”, de Emily Williams. En el número 16 de la revista Texturas apareció la traducción al español de este artículo que inicialmente fue publicado en Publishing Perspectives, así que quienes quieran leerlo ya saben dónde encontrarlo.

viernes, diciembre 9, 2011 categorizado bajo feria internacional del libro de guadalajara (fil)

fil 2011 [ 8 ] / últimas compras

Y éstas son mis últimas compras de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

 

 

 

 

Contra México lindo, de Luis Vicente de Aguinaga, Héctor J. Ayala, José Israel Carranza, Lobsang Castañeda, Eduardo Huchín y Brenda Lozano

Tumbona Ediciones

México D.F., 2008

 

Contra la alegría de vivir, de Phillip Lopate

Tumbona Ediciones

México D.F., 2008

 

Me gustan los libros, de Anthony Browne

Fondo de Cultura Económica (FCE)

México D.F., 2011

 

Había una vez un niño… (Perdido y encontrado, Cómo atrapar una estrella y De vuelta a casa), de Oliver Jeffers

Fondo de Cultura Económica (FCE)

México D.F., 2009

 

 

 

 

Anthony Browne —a quien vi firmando libros el primer día de la FIL— es mi gran descubrimiento de este viaje.

 

A pesar de que los precios de los libros del Fondo de Cultura Económica (FCE) son buenísimos, para quienes tenemos la propensión a ser compradores compulsivos siempre es un peligro ir a su stand con dinero en los bolsillos —sobre todo por el catálogo de literatura infantil y de ciencias sociales—.

 

***

 

Y como no sólo de libros vive el lector…

 

 

 

fil 2011 [ 7 ] / andré schiffrin

El Centro para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) ha traído a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) a André Schiffrin, editor de The New Press y autor de La edición sin editores, El control de la palabra, Una educación política y El dinero y las palabras. Ayer jueves 30 de noviembre Schiffrin dio en la FIL una charla organizada por el CERLALC.

 

 

 

(Schiffrin esperando el comienzo de su charla en la FIL de Guadalajara)

***

 

En su charla Schiffrin habló acerca de los planteamientos que hace en sus libros, particularmente de la manera como han evolucionado la concentración de la propiedad en el sector editorial, del fracaso de las políticas de los grandes conglomerados que les exigen a los editores índices de rentabilidad similares a los de otras industrias que por la naturaleza de su actividad producen mayores beneficios, de la emergencia tanto de proyectos privados como de iniciativas de origen público que buscan preservar la diversidad cultural y que representan una alternativa frente a la homogeneización del mercado masivo que se deriva de la globalización o del cobro de impuestos a los proveedores de acceso a Internet, a los motores de búsqueda y a las empresas de e-commerce para proteger a las industrias culturales.

 

 

 

(Schiffrin y Fernando Zapata, director del CERLALC)

***

 

Una de las conclusiones que Schiffrin expuso en su charla de ayer en la FIL es que los cambios que el sector editorial está viviendo desde hace unas décadas empezaron cuando la edición dejó de ser una profesión y un oficio para convertirse en una industria.

 

 

 

 

En la tarde de ayer Margarita Valencia, Juan Pablo Mojica y yo tuvimos la oportunidad de sostener una conversación con Schiffrin acerca de estos y algunos otros temas.

 

 

 

(Schiffrin, Margarita Valencia y Juan Pablo Mojica del CERLALC)

***


Próximamente publicaré en [ el ojo fisgón ] esta entrevista que le hicimos a André Schiffrin gracias a la colaboración del CERLALC.

miércoles, noviembre 30, 2011 categorizado bajo feria internacional del libro de guadalajara (fil)

fil 2011 [ 6 ] / primeras compras

Un registro de las compras que he hecho hasta el momento en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

 

 

 

 

El increíble niño comelibros, de Oliver Jeffers

Fondo de Cultura Económica (FCE)

México D.F., 2006

 

Los ingrávidos, de Valeria Luiselli

Sexto piso

México D.F., 2011

 

Contra la vida activa, de Rafael Lemus

Tumbona Ediciones

México D.F., 2008

 

Contra las buenas intenciones, de Hans-Ulrich Gumbrecht y Antonio Ortuño

Tumbona Ediciones

México D.F., 2008

 

***

 

Ojo a los libros de Oliver Jeffers en el Fondo de Cultura Económica (FCE), a la bonita portada de Los ingrávidos —hace dos noches tenía la intención de leer el primer párrafo y sin darme cuenta terminé llegando a la página 25— y a la colección Versus de Tumbona Ediciones.