archivo de la categoría “literatura infantil y juvenil”

el catálogo latinoamericano de libros infantiles y juveniles (clij)

Desde hace un tiempo puede consultarse en la página Web del Centro para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC) el Catálogo Latinoamericano de Libros Infantiles y Juveniles (CLIJ), que ha sido construido como parte del Repertorio Integrado de Libros en Venta (RILV) Literatura Infantil y Juvenil.

 

 

El Catálogo Latinoamericano de Libros Infantiles y Juveniles (CLIJ) parece ser una potente y útil herramienta de referencia para el sector que es presentada así:

 

‘(…) Desde el 2000, cuando fue aprobado el Repertorio Integrado de Libros en Venta en Iberoamérica (RILVI) por la reunión preparatoria de la X Cumbre de jefes de Estado de Iberoamérica, el CERLALC ha avanzado significativamente en la construcción de una base de datos con la información de la producción registrada en los sistemas ISBN de cada país.

(…) Las editoriales que participan en el RILV LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL son aquellas que hicieron parte del Salão FNLIJ para Crianças e Jovens realizado en Río de Janeiro en 2010 y que fue patrocinado por AECID, la FNLIJ y el CERLALC. Además participan editores de todos los países de Latinoamérica.

De la misma manera las editoriales y sus fondos entrarán a ser parte del proyecto: Catálogo Latinoamericano de Libros en Venta, RILV que contribuirá a una administración y circulación más eficiente de los fondos editoriales de la región, fortaleciendo a las editoriales y a los canales de distribución. Esta herramienta de trabajo es estratégica para todos los agentes del mundo del libro, en especial para editores, distribuidores, libreros, bibliotecólogos, promotores de lectura y educadores. Este proyecto tendrá el apoyo de las cámaras del libro’.

 

En septiembre de 2008 Adriana Laganis, propietaria de la librería Arteletra y en esa época directora de la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (ACLI), me habló acerca de la idea que tenía esta organización de poner en marcha el desarrollo de una herramienta en la que estuviera consignada de manera correcta y estandarizada toda la información sobre los títulos disponibles en el mercado —título, autor, editorial, fecha de publicación, código de barras, ISBN, etc.—. Según me explicó Laganis, gracias a unos fondos públicos que le asignó el Ministerio de Cultura de Colombia para el desarrollo de esta herramienta la ACLI trabajaría con las editoriales de literatura infantil y juvenil en la construcción de este catálogo que se desarrollaría a manera de proyecto piloto en este segmento y que más adelante se replicaría en todos los demás.

 

 

Durante la 22ª Feria Internacional del Libro de Bogotá que se celebró un año después la editora María Osorio, de Babel libros, nos contó durante una conversación que sostuvimos con Margarita Valencia y Pablo Odell que la herramienta ya había empezado a desarrollarse y nos habló acerca del estado en el que se encontraba en ese momento.

 

Hace unos meses en la entrada “la transparencia y la opacidad en los mercados” comentaba la importancia que tiene contar con información confiable y detallada sobre el sector. Y creo que lo que decía en ese momento con respecto a las cifras sobre el desempeño del sector y de sus actores también aplica para el caso de la producción editorial. Si cada editorial, distribuidora o librería construye sus propias bases de datos sobre los libros que se publican siguiendo sus propios criterios y si además cada una de ellas debe picar manualmente los datos bibliográficos de cada título, no sólo se está incurriendo en un desperdicio enorme de recursos y esfuerzos al repetir muchas veces una misma acción de manera innecesaria sino que también existe un riesgo mucho mayor de que se cometan errores que introducen ruido en los sistemas de información.

 

 

El volumen de títulos que se está produciendo actualmente, el crecimiento del comercio electrónico y la emergencia de los contenidos digitales ponen en evidencia que hoy en día el sector editorial no puede permitirse no tener sistemas de información confiables construidos de manera descentralizada sobre una arquitectura sólida y a partir de unos estándares claramente definidos. De ahí la importancia, el potencial y el rol crítico de ésta y otras iniciativas similares como el Distribuidor de información del libro español en venta (DILVE)Todos tus Libros.

 

 

Al llamar la atención sobre la importancia de una gestión inteligente y eficiente de la información bibliográfica, la puesta en marcha de proyectos como el Catálogo Latinoamericano de Libros Infantiles y Juveniles (CLIJ), el Distribuidor de información del libro español en venta (DILVE)Todos tus Libros significa un paso importante hacia una mayor transparencia en el mercado que sin lugar a dudas facilita el funcionamiento de éste. Una vez montadas las plataformas, ahora el reto consiste en alimentarlas con datos para sacarles provecho a su potencial y hacerlas realmente útiles.