archivo de la categoría “otros actores”

¡empiezan kosmopolis 2015 y el bookcamp IV!

El festival Kosmopolis 2015 se celebrará desde hoy miércoles 18 hasta el próximo domingo 22 de marzo en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). Los temas que se abordarán en Kosmopolis 2015 a través de diversas actividades son los siguientes:

 

Diálogos K

Conversaciones entre destacados escritores sobre temas clave de la literatura y de nuestro tiempo.

Periodismo XXI

De cómo el periodismo mantiene intacta su capacidad para narrar historias en la era de las nuevas tecnologías.

Alicia cumple 150 años

Celebramos el 150 aniversario de Alicia en el País de las Maravillas, el clásico de Lewis Carroll que trasciende las fronteras de la literatura infantil.

La herencia Sebald

Programación especial con motivo de la exposición Las variaciones Sebald para rendir tributo a W. G. Sebald, uno de los autores más relevantes de las últimas décadas.

Bookcamp IV. Los límites del libro

Encuentro dedicado al mundo de los libros y al ecosistema editorial, con conferencias, talleres y presentaciones de casos.

Canal Alfa

La programación audiovisual que te invita a descubrir la influencia de la literatura en el cine: el arte de narrar y poetizar a través de la imagen en movimiento.

Laboratorios de la escritura

Descubrimos la escritura desde dentro con talleres y encuentros con escritores que nos acercan al proceso de creación literaria.

Traducir Europa

Palabras y músicas viajeras: nos acercamos a los puentes lingüísticos que hacen posible las relaciones interculturales en el «viejo continente».

Actividades infantiles y juveniles

Programación pensada especialmente para el público más joven del festival.

Biblioteques de Barcelona

Actividades organizadas en colaboración con Biblioteques de Barcelona.

 

 

 

K15

 

 

 

Este año estaré participando en el Bookcamp IV, que lleva como título “Los límites del libro” y que es presentado así:

 

‘El ecosistema literario y editorial se enfrenta a una intensa transformación. Un horizonte todavía incierto que en Kosmopolis hemos explorado en diferentes ocasiones. La cuarta edición del Bookcamp Kosmopolis se centra en explorar los límites y las posibilidades del formato libro desde distintos puntos de vista. ¿Qué oportunidades ofrece el entorno digital para expandir las historias? ¿Por qué el libro de papel se resiste a ser sustituido por el electrónico? ¿Cómo conviven las grandes fusiones editoriales y las plataformas de venta internacionales con el boom de nuevas editoriales y librerías locales? ¿Todos podemos ser autores? ¿Qué pasa con los derechos del lector? Una programación de talleres, conferencias y presentaciones de casos que ofrecen un espacio de trabajo y debate sobre estas cuestiones’.

 

Las actividades que se desarrollarán en el Bookcamp IV darán cuenta de las transformaciones aceleradas y profundas que están sufriendo la industria y el mercado editorial debido en gran parte a la emergencia de lo digital. A continuación reproduzco la programación del Bookcamp IV, que tendrá lugar los días jueves 19, viernes 21 y sábado 22 de marzo:

 

Jueves 19 marzo

– Taller

¿Qué es y qué hace un agente literario?

Roser Herrera Fayos (Agencia Literaria Letras Propias)

16:00 – 17:30

Pati Dones. Espai 1

– Debate

Nuevos prescriptores: ¿quién dice qué hay que leer?

Javier del Puerto (crowdreading.com), Jenn Díaz (@JnnDiaz), Bernat Ruiz Domènech (scriptaverba.wordpress.com) y Carles A. Foguet (Jot Down). Modera: Mariana Eguaras (Mariana Eguaras Consultoría Editorial)

16:30 – 18:00

Pati Dones. Espai 2

– Conferencia

Innovación y narrativas digitales para escritores y editores

Nathan Hull (Mofibo)

17:00 – 18:00

Sala Raval

– Taller

Herramientas para construir narrativas digitales en línea

Anna Giralt (docupraxi.net)

18:00 – 20:00

Pati Dones. Espai 1

– Debate

Plataformas de lectura en línea

Matilde Sanz (Nubico), Julieta Lionetti (24symbols), Sílvia Clemares (Kobo) y David Fernández (Lektu). Modera: Mariana Eguaras (Mariana Eguaras Consultoría Editorial)

18:30 – 20:00

Sala Raval

– Debate

Las editoriales independientes en el tiempo: recién nacidas, jóvenes y maduras

Laura Baena (Edicions de 1984), Daniel Osca (Sajalín), Laura Huerga Ayza (Raig Verd Editorial) y Gabriel Bravo (Editorial Morsa). Modera: Martín Gómez (elojofisgon.com)

18:30 – 20:00

Pati Dones. Espai 2

– Proyección

Arts i oficis: Edició literària [ESTRENO]

Lau Delgado

20:30

Auditori

Viernes 20 marzo

– Taller

Las ferias del libro y los festivales como escenario para hacer negocios y relaciones públicas

Víctor Hurtado (Agencia Literaria VicLit)

16:00 – 17:30

Pati Dones. Espai 1

– Debate

Apps y literatura

Efrén García (Play Creatividad), Quim Garreta (Cubus Games), Emma Llensa (Ubicuo Studio) y Marga M. Garriga (Sanoen). Modera: Carles Sora (UPF)

16:30 – 18:00

Pati Dones. Espai 2

– Taller

Estrategias de distribución de e-books en Internet

Margarita Guerrero (Bookwire)

18:00 – 19:30

Pati Dones. Espai 1

– Debate

Startups y editoriales consolidadas. Una colaboración necesaria

Santos Palazzi (Planeta), Blanca Rosa (Roca Editorial), Rosa Sala (Seebook Technology) y Jordi Ingerto (Book Movies). Modera: Javier Celaya (Dosdoce)

18:30 – 20:00

Pati Dones. Espai 2

– Conferencia

Lecciones de Fiktion, un proyecto internacional modelo de literatura digital

Ingo Niermann (Fiktion)

19:00 – 20:00

Sala Raval

Sábado 21 marzo

– Taller

El contrato que nunca deberías firmar

Carmenchu Buganza (Aequitas Abogados Asociados)

10:30 – 12:00

Pati Dones. Espai 1

– Debate

Dilemas de la autopublicación. Publicar por cuenta propia o cuenta ajena

Benjamín Recacha, Daniel Jerez Torns, Julián Bueno Ardila (Llibres a mida), Carles Pujol (Editorial Alrevés). Modera: Mariana Eguaras (Mariana Eguaras Consultoría Editorial)

11:00 – 12:30

Pati Dones. Espai 2

– Conferencia

El libro: del papel al píxel. Un estado de la cuestión

Javier Celaya (Dosdoce)

11:30 – 12:30

Sala Raval

– Taller

Cómo beneficiarse de los servicios de lectura por suscripción

Julieta Lionetti (24symbols)

12:30 – 14:00

Pati Dones. Espai 1

– Debate

Innovación en las bibliotecas

Carme Fenoll (Biblioteques de la Generalitat), Maribel Riaza, Carme Galve (Biblioteca Jaume Fuster) y Albert Díaz (Centre de Documentació del Museu del Disseny de Barcelona). Modera: Javier Celaya (Dosdoce)

13:00 – 14:30

Pati Dones. Espai 2

– Conferencia

Nuevos modelos de negocio en la industria editorial: abundancia de contenidos, formas de acceso y generación de ingresos

Carmen Ospina (Penguin Random House Grupo Editorial)

13:00 – 14:00

Sala Raval

– Taller

Libros enriquecidos

Ferran Adell (UOC)

16:00 – 18:00

Pati Dones. Espai 1

– Conferencia

La propiedad intelectual en el mundo digital

Pascual Barberán (Barberán y González Abogados)

16:30 – 17:30

Sala Raval

– Debate

Narrativas en línea en medios de comunicación

Ricard Marfà (Ara Interactius), César Vallejo (Lab RTVE), Ferran Clavell (TV3 – Mitjans digitals). Modera: Carles Sora (UPF)

16:30 – 18:00

Pati Dones. Espai 2

– Conferencia

¿Por qué nos gusta que nos cuenten historias?

Jose Valenzuela Ruiz (UPF)

18:00 – 19:00

Sala Raval

– Taller

De la edición intuitiva a la edición analítica basada en el big data

Pepe Verdes (Manuscritics)

18:30 – 20:00

Pati Dones. Espai 1

– Debate

Librerías y estrategias de supervivencia

Abel Cutillas (La Calders), Alejo Cuervo (Gigamesh), Nicolás Weber (Re-Read) y Fe Fernández Villaret (L’espolsada Llibres). Modera: Martín Gómez (elojofisgon.com)

18:30 – 20:00

Pati Dones. Espai 2

 

 

 

KOSMOPOLIS_2015

 

 

 

Hoy reitero lo que escribí hace dos años con respecto a Kosmopolis:

 

Kosmopolis se ha consolidado como un espacio para la reflexión con respecto a la literatura y a los géneros literarios, a las diversas manifestaciones que se generan alrededor suyo y a la disolución de las fronteras entre éstas gracias en parte a su vinculación tanto con otras disciplinas artísticas como con la ciencia’.

 

A quienes estén en Barcelona entre hoy y el domingo les recomiendo revisar la programación de Kosmopolis 2015 y pasarse por el CCCB, que con toda seguridad encontrarán alguna actividad interesante —pueden consultar la programación completa apretando en este enlace—. Y a aquellos a quienes les interese todo lo que tiene que ver con la edición, el libro los contenidos digitales y sus alrededores, los esperamos en el Bookcamp.

la independencia en la edición colombiana: ¿una fuente de valor añadido o un simple eslogan?

Hace cerca de dos años Margarita Valencia estaba coordinando un número monográfico del Boletín cultural y bibliográfico del Banco de la República dedicado a la edición en Colombia, en el cual me invitó a participar. Para este monográfico Margarita me propuso que escribiera un artículo sobre la edición independiente en Colombia. El resultado de mi participación en el número 86 del Boletín cultural y bibliográfico es el artículo “La independencia en la edición colombiana: ¿una fuente de valor añadido o un simple eslogan?”.

 

 

 

BOLETÍN_CULTURAL_Y_BIBLIOGRÁFICO_86

 

 

 

El artículo empieza con un análisis de las consecuencias que podría haber tenido el desmantelamiento de una parte importante de las operaciones del Grupo Editorial Norma tras el replanteamiento del enfoque del negocio editorial de Carvajal y en él abordo los siguientes temas con respecto a la edición independiente en Colombia: los criterios a partir de los cuales considero que podría definirse la pequeña edición independiente; la convivencia entre la tendencia hacia la creciente concentración de la propiedad en el ámbito de los grandes grupos y el robustecimiento del segmento de la edición independiente, en el que hay un número cada vez mayor de editoriales; las distintas generaciones de editoriales independientes y las diferencias existentes entre ellas; el bajo número de títulos escritos en lengua extranjera que las editoriales colombianas están traduciendo y publicando actualmente; el asociacionismo en la edición independiente; los nuevos filones que la edición independiente está explorando y explotando hoy en día; y las perspectivas a corto, mediano y largo plazo tanto del conjunto de la edición independiente como de las editoriales que lo componen.

 

 

 

LA_INDEPENDENCIA_EN_LA_EDICIÓN_COLOMBIANA

 

 

Aunque sigo siendo tan entusiasta de la edición independiente como lo era hace unos años, con el paso del tiempo he conseguido tomar distancia y construir una visión más crítica con respecto a ésta gracias a una serie de lecturas, experiencias y conversaciones que me han permitido adquirir un conocimiento más amplio y profundo del sector, descubrir una amplia variedad de matices que antes no percibía y deshacerme de algunos prejuicios que quizás me llevaban no sólo a simplificar diversas cuestiones clave sino también a abordarlas desde una perspectiva ingenua y sesgada.

 

Con respecto al uso del término “independencia” como etiqueta o eslogan cito la siguiente observación que hice en la entrada “la atomización de la edición independiente”, que publiqué a finales de febrero de este año:

 

‘Desde hace un tiempo tengo la impresión de que por más que la proclamen como condición esencial de su existencia, convicción, compromiso o militancia, para ciertos editores a menudo la independencia no es más que una etiqueta o un eslogan claramente efectista. Es muy sugestivo el hecho de que en algunos de los discursos sobre la independencia que resultan más seductores y eficaces con frecuencia se haga un mayor énfasis en el status asociado a la etiqueta que en su contenido mismo’.

 

Antes de terminar me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que en algunos países latinoamericanos como Chile y Colombia esté desarrollándose y fortaleciéndose una industria editorial nacional cuyos actores no sólo atienden y satisfacen las necesidades del mercado interno, sino que además empiezan a proyectarse internacionalmente. Es verdad que la aparición durante los últimos años de una cantidad importante de nuevas editoriales independientes que se dirigen a distintos segmentos del mercado sugiere que el espectro de la edición en Colombia está ampliándose y enriqueciéndose. Me pregunto en qué medida este fenómeno está contribuyendo a favorecer el aumento de la diversidad de la oferta editorial.

 

Entre las editoriales independientes colombianas, las que más encuentro interesantes son Babel, Jardín, Laguna, La Silueta, La valija de fuegoRey + Naranjo, Robot y Tragaluz. Les recomiendo que le echen un ojo al catálogo de estas editoriales y que estén pendientes de sus novedades.

 

Quienes quieran leer el artículo pueden descargarlo apretando aquí.

la crisis, el libro y la industria editorial

En 2011 Manuel Gil y Joaquín Rodríguez hicieron los siguientes planteamientos en la introducción de El paradigma digital y sostenible del libro:

 

‘Quizá las únicas aseveraciones de las que estamos absolutamente seguros son, en primer lugar, la de considerar que no hay una sola empresa del sector del libro que tenga claro cómo va a sobrevivir a Internet; en segundo lugar, que Internet se llevará por delante dos terceras partes de las editoriales que hoy conocemos, básicamente por la imposibilidad generacional de comprender el nuevo “metamedio” y por la dificultad intrínseca de ganar dinero con la generación de contenidos. Esta afirmación debería venir acompañada, eso sí, por su aparente contraria: surgirán muchas otras editoriales, pequeñas y especializadas, cercanas a un grupo de lectores no necesariamente masivo, unidos por afinidades temáticas, convicciones sociopolíticas o estéticas, que hagan viable un nuevo modelo de editorial en red con presencia e inventarios virtuales’.

 

 

 

EL_PARADIGMA_DIGITAL_Y_SOSTENIBLE_DEL_LIBRO

 

 

 

Cuando leí por primera vez El paradigma digital y sostenible del libro justo después de su publicación pensé que Manuel y Joaquín exageraban en las estimaciones que hacen en su segunda aseveración, que me parecieron excesivamente pesimistas a pesar de la necesaria afirmación contraria que formulan a continuación en el párrafo citado. Sin embargo, con el paso del tiempo he empezado a creer que un escenario en el que ‘dos terceras partes de las editoriales que hoy conocemos’ podrían desaparecer no es descabellado debido a la coincidencia entre la crisis económica y el cambio de paradigma que supone la emergencia de lo digital. Teniendo en cuenta la manera como han evolucionado las cosas en España sobre todo durante los tres últimos años, yo iría más lejos e incluiría en el planteamiento de este escenario a otras empresas del sector o relacionadas con él: agencias literarias, distribuidoras, librerías, proveedoras de servicios editoriales y tecnológicos, desarrolladoras de tecnología, estudios de diseño, consultoras, centros de formación, etc.

 

Las siguientes son algunas de las razones por las que este escenario catastrófico que hace tres años encontraba exagerado empieza a parecerme cada vez más posible:

 

– la contracción del consumo como consecuencia de la crisis económica.

– los recortes en los presupuestos destinados a las subvenciones y a las adquisiciones públicas.

– los cambios en los hábitos de consumo de contenidos.

– la degradación del valor del libro.

 

Con respecto a los dos primeros puntos no hay mayor cosa que decir pero en relación con los dos últimos vale la pena hacer algunas observaciones —que ya planteé o al menos esbocé hace unos meses en la entrada “lectura y candy crush”—: por un lado, gracias en gran parte a la omnipresencia tanto de los dispositivos móviles como de la conexión a Internet hoy en día estamos expuestos a una amplia variedad de tipos de contenidos fácilmente accesibles que compiten por captar y acaparar nuestra atención; y, por otro lado, el libro como fuente de acceso al conocimiento, de entretenimiento y de ocio se ha devaluado debido al atractivo, a la rapidez, a la ligereza o a la gratificación inmediata y efímera que otras opciones de bajo coste o gratuitas como los videojuegos, la música, los vídeos o las redes sociales pueden ofrecernos más fácilmente.

 

Para poner esta reflexión en contexto veamos algunos datos del informe “Hábitos de lectura y compra de libros 2012”, que fue publicado en enero de 2013:

 

 

1_PORCENTAJE_DE_LECTORES_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

2_PERFIL_DE_LECTORES_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

3_FRECUENCIA_LECTURA_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

4_LECTURA_DE_LIBROS_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

5_LECTURA_DE_LIBROS_DETALLE_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

6_FRECUENCIA_DE_LECTURA_DE_LIBROS_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

7_RAZONES_DE_LECTURA_DE_LIBROS_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

8_ACCESO_A_LIBROS_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

9_ACCESO_A_LIBROS_DETALLE_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

1O_ACCESO_A_LIBROS_EVOLUCIÓN_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

11_LECTURA_POR_SOPORTES_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

 

12_LECTURA_POR_SOPORTES_DETALLE_ESPAÑA

 

 

 

***

 

 

Estas diapositivas del informe en cuestión nos ofrecen una amplia variedad de información con respecto tanto al tamaño como al perfil de la población lectora, a los soportes en los que lee, a sus lecturas y a la forma como accede a ellas. Hay aspectos de este informe que son particularmente interesantes: los tipos de publicaciones que se leen; las preferencias en los tipos de publicaciones por edades; la frecuencia con la que se lee cada tipo de publicación; la segmentación por franjas de edad de los índices de lectura tanto por trabajo y estudios como en el tiempo libre; las motivaciones para leer libros; la forma como se accede a los libros y la evolución de la lectura en soporte digital de los distintos tipos de publicaciones. Con respecto al modo de acceso a los libros el informe indica un comprensible descenso de la compra que viene acompañado por un aumento tanto del préstamo en bibliotecas como de las descargas de Internet —no se especifica si éstas son de pago o gratuitas—.

 

Hay quienes dicen que contrario a lo que se cree, hoy en día se lee más que nunca. Quizás en estos tiempos de hiperconexión se lean menos libros que antes y la lectura inmersiva sea una práctica cada vez menos frecuente que puede incluso tender a caer en desuso. Es probable que el libro esté en proceso de perder al menos parcialmente esa condición de vehículo privilegiado de acceso al conocimiento y a la cultura escrita que ha ostentado durante tantos años. Esta tendencia ya está más que consolidada en ciertos tipos de contenidos técnicos, especializados y de referencia para los que está claro que el libro como contenedor se ha vuelto insuficiente —manuales, diccionarios, enciclopedias y guías de viaje, por ejemplo—. En el caso de algunos tipos de contenidos la convivencia entre el formato libro y lo digital ya está en vías de consolidación mientras que en otros está emergiendo y empieza a extenderse cada vez más.

 

Lo anterior supone un desafío para la industria editorial en su conjunto, cuya facturación viene disminuyendo significativamente como consecuencia de la caída de las ventas de libros. Esta situación es particularmente crítica en ciertos segmentos específicos de la edición. El avance del informe de “Comercio interior del libro 2013” que se presentó en junio de 2014 da cuenta de la caída de la facturación del sector durante los últimos cinco años. Mientras que en 2013 la facturación del sector cayó un 11,7% con respecto al año anterior, su caída desde 2009 asciende a un 29,8%.

 

 

 

FACTURACIÓN_INDUSTRIA_EDITORIAL_ESPAÑOLA_2009_2013

 

 

 

En el “Análisis del Mercado Editorial en España” publicado en julio de 2014 por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) se afirma que ‘el libro sigue siendo la primera industria cultural, pese a la crisis’. Si en el mercado interno las ventas de la primera industria cultural española continúan disminuyendo y en 2013 registraron una caída del 9,7% con respecto al año anterior, es altamente probable que las demás industrias culturales se encuentren en un estado mucho más crítico. Se trata de un panorama poco alentador para la que según el informe “El sector del libro en España 2012-2014” del Observatorio de la Lectura y el Libro es ‘una de las principales potencias editoriales del mundo’ —en la edición de hace dos años de este documento se afirmaba que era la cuarta—. El avance del informe de “Comercio exterior del libro 2013” indica que durante los últimos años también han venido cayendo las exportaciones hacia América, que para la industria editorial española es un mercado natural y una posible carta de salvación.

 

Esta situación pone en aprietos no sólo a la pequeña edición que cuenta con una capacidad de inversión muy limitada y que puede ser más vulnerable frente a los efectos de ciertas complicaciones económicas, sino también a los grandes grupos que tienen un músculo financiero, unas estructuras operativas, unos costes fijos y unas deudas cuya envergadura es significativamente mayor. Si sus ventas y su facturación están cayendo sin parar debido tanto a la crisis económica como a los cambios en los hábitos de consumo de contenidos por parte de las personas, ¿qué puede hacer la industria editorial para desacelerar, detener o revertir esta tendencia?

 

Entre las posibles líneas de acción que la industria editorial podría adoptar para evitar que sus ventas y su facturación sigan cayendo, destaco las siguientes —aclaro que casi todas ya han sido expuestas por otras personas en diferentes ocasiones—:

 

– achicar y aligerar su estructura —particularmente en el caso de los grandes grupos e incluso de ciertas editoriales medianas—.

– mejorar el conocimiento de sus públicos tanto reales como potenciales y entablar una relación directa, fluida y estrecha con éstos.

– fortalecer su apuesta por lo digital y acelerar su reconversión.

– diseñar, explorar y poner a prueba nuevos modelos de negocio.

– optimizar sus procesos de producción.

– reducir su volumen de producción para ajustarlo más y mejor a la demanda.

– bajar el precio de los libros.

– buscar fuentes de ingresos alternativas a la venta de libros.

 

 

Los hábitos de consumo de contenidos de las nuevas generaciones y los cambios que estamos adoptando en este campo los mayores de treinta años le plantean a la industria editorial grandes retos con respecto a las posibilidades de supervivencia de su negocio. Si no invierte recursos en áreas como el fomento de la lectura, la construcción de públicos y la puesta en valor de lo que aportan sus productos y servicios, es difícil que en el futuro la industria editorial consiga seguir contando con una clientela que esté dispuesta a pagar por acceder a éstos —sobre todo si tenemos en cuenta que la idea de que el acceso a los contenidos debería ser gratuito o muy barato cada vez está más expandida—. Más que de hacer que los libros vuelvan a ser cool como afirma la popular frase de John Waters, se trata de resaltar tanto el trabajo que hay detrás suyo como su valor intrínseco, social, cultural y económico.

 

 

 

WE_NEED_TO_MAKE_BOOKS_COOL_AGAIN_LECTURA_Y_CANDY_CRUSH

 

 

Hay quienes dicen que cuando los e-books representen la mayor parte de la facturación de la industria editorial el libro en papel tendrá un alto valor gracias a su status de rareza o de ícono vintage. Sin embargo, mientras los e-books no constituyan el grueso del negocio de la industria editorial esta idea seguirá siendo solamente una remota ilusión futurista.

 

Para terminar les recomiendo echarle un ojo al artículo “Paying for Digital Content Still Not the Norm in the UK”, que fue publicado recientemente en eMarketer y cuya lectura podría ayudar a desmontar el mito de que no querer pagar por el acceso a los contenidos es una costumbre típicamente española o que la crisis de la industria editorial en España se debe a que éste es un país líder en piratería.

 

 

DIGITAL_CONTENTS_FREE_VS_PAYING_UK

 

 

Sé lo que están pensando y tienen razón: mal de muchos, consuelo de tontos. Pero aquí no se trata de consolarse señalando que los otros también tienen graves problemas ni de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el ojo propio. El quid de la cuestión está en buscar pistas que permitan entender una serie de fenómenos para encontrarles soluciones a los problemas que se derivan de éstos.

foros del libro en la filbo

En la 27ª Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) que empieza hoy martes 29 de abril y cuyo invitado de honor es Perú se celebrará la quinta edición de Foros del libro. El título de esta nueva edición de Foros del libro que tendrá lugar entre los próximos lunes 5 y jueves 8 de mayo es “Editar hoy: retos y posibilidades del mercado del libro”. En Foros del libro participarán figuras del mundo editorial que provienen de distintos países del ámbito hispanohablante: autores, scouts, agentes literarios, editores, libreros y periodistas. Como puede verse, se trata de profesionales vinculados con diferentes eslabones de la cadena de valor que están vinculados con una amplia gama de empresas y organizaciones del sector.

 

 

 

 

 

 

Cada día del evento se abordará una temática diferente como puede verse a continuación:

 

Lunes 5 de mayo: Hablan los editores

La construcción de un catálogo independiente en tiempos de crisis. Participan Margarita Valencia y Maria Osorio.

– Editores y medios. Participan Valeria Bergalli, Juan David Correa, Carolina López y Aurelio Major.

– Librerías y editores. Participan Jorge Carrión, Manuel Gil y Felipe Ossa.

Martes 6 de mayo: Tres casos de internacionalización

– La literatura colombiana reciente en los mercados internacionales. Participan Martín Gómez, José Hamad y Víctor Hurtado.

– México y España: la edición más allá de las fronteras. Participan Diana Hernández, Adriana Martínez y Santiago Tobón.

– Sin Metadatos no hay ventas. Participa Jesús Peralta.

Miércoles 7 de mayo: Actores de la cadena editorial

– La consolidación de un catálogo: dos casos exitosos. Participan Juan David Correa, Enrique Redel y Julián Rodríguez.

– La unión hace la fuerza. Asociaciones de editores independientes de Colombia y Perú. Participan Catalina González y Felipe González.

– Marketing editorial: nuevas tendencias. Participan Martín Gómez, Patricio Pron, Santiago Tobón y Sergio Vilela.

Jueves 8 de mayo: Derechos de autor y nuevos modelos de negocio

– El derecho de autor y la edición nacional e internacional. Participan José Luis Caballero, Enrique González Villa y Fernando Zapata.

– Nuevos modelos de negocio en la era digital. Participan Iván Darío Agreda, Jaime Iván Hurtado, Robert Kidd, Suanny Pabón, Luis Fernando Páez y Oswaldo Peñuela Carrión.

 

 

 

 

 

 

La evolución de la FilBo a lo largo de sus casi treinta años de existencia es impresionante. En el campo profesional puedo ver una diferencia tremenda entre lo que era la FilBo cuando participé en 2009 y lo que es hoy en día. Durante los últimos años la FilBo viene consolidándose como uno de los puntos de encuentro más importantes para los actores de la industria editorial del ámbito hispanohablante —ver lo que comenté desde una perspectiva más amplia con respecto a este tema en la entrada “centros, periferias, redes y hubs—. En Hispanoamérica ya hay un circuito de ferias del libro más que consolidado en el que la FilBo continúa ganando relevancia, quizás siguiendo los pasos de los dos grandes referentes de la región: GuadalajaraBuenos Aires.

 

Quizás la creciente importancia de la FilBo sea un reflejo de la movida que con una intensidad cada vez mayor está teniendo lugar en el mundo editorial y librero, mayoritariamente en Bogotá y en menor medida en otras ciudades colombianas como Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga. Esta movida está siendo liderada en gran parte por entidades públicas como el Ministerio de Cultura, la división cultural del Banco de la República, el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) o la Biblioteca Nacional así como por organizaciones gremiales como la Cámara Colombiana del Libro, la Asociación Colombiana de Libreros Independientes (ACLI), la Red de Editoriales Independientes Colombianas (Reic) o La Ruta de la Independencia. Todos estos actores vienen jugando un verdadero papel de dinamización cultural cuyos resultados se expresan en la emergencia de interesantes propuestas de dos tipos: catálogos editoriales y actividades culturales.

 

Vale la pena citar algunas cifras con respecto a la 26ª edición de la FilBo, que en 2013 tuvo a Portugal como invitado de honor:

 

Resultados de la 26ª FilBo:

– 433.000 visitantes durante los 14 días de la feria, superando en un 10% los visitantes de la versión anterior.

23.000 asistentes a la Noche de los Libros, realizada el viernes 26 de abril.

– Más de 420 expositores ofrecieron lo mejor de su catálogo editorial.

– Más de 1.000 sellos editoriales presentes.

– 63.000 nuevos lectores. Estudiantes de colegios públicos y privados visitaron la feria, y participaron de visitas guiadas, talleres y actividades lúdicas.

– 23 pabellones y cerca de 150.000 m2 de exposición.

– 823 periodistas nacionales e internacionales fueron acreditados para su asistencia a la feria.

– 2.076 notas de prensa en medios nacionales, valoradas en $16.339.618.468 millones de pesos.

Rueda de negocios (realizada por Proexport, la Cámara Colombiana del Libro y Corferias):

– USD 12.4 millones de dolares cerrados en acuerdos comerciales.

– Asistencia de 100 compradores internacionales provenientes de 20 países.

– 220 exportadores colombianos asistentes.

– 1300 citas de negocios programadas.

Programación cultural e invitados:

– 1.200 actividades culturales durante los 14 días de la feria.

– Más de 400 invitados nacionales e internacionales entre escritores, periodistas, poetas, ilustradores y artistas.

– 35 conversaciones que le cambiarán la vida. Franja central con invitados como el premio nobel de literatura JMG Le Clézio.

Portugal, país invitado de honor 2013:

– 20.000 ejemplares en portugues y español en la librería del pabellón del país invitado de honor.

– 23 escritores y poetas invitados.

– 32 títulos traducidos al español.

– Exposición de 31 ilustraciones de artistas destacados del país invitado.

 

 

 

 

 

Felicitaciones al equipo de la Cámara Colombiana del Libro por lo que ha logrado a lo largo de casi tres décadas de existencia de la FilBo, sobre todo durante estos últimos cinco años.

editoriales argentinas en librerías españolas: el caso de la central

De los países hispanoamericanos quizás Argentina sea el que tiene el ecosistema editorial más rico e interesante. Además de un buen número de editoriales, Argentina tiene un robusto tejido de librerías y uno de los índices de lectura más elevados de la región. Me pregunto de qué manera las turbulencias políticas y económicas que cada cierto tiempo vive Argentina repercuten sobre el desarrollo de su ecosistema editorial. ¿En momentos de inestabilidad se publican, se venden y se leen menos libros en Argentina? ¿Las medidas de proteccionismo económico del gobierno argentino que vistas desde afuera son perjudiciales para las editoriales extranjeras realmente favorecen a la industria nacional?

 

En una visita reciente a la librería La Central de la calle Mallorca de Barcelona me encontré con una selecta oferta de títulos publicados por diversas editoriales independientes argentinas. Al poco tiempo volví a La Central con el propósito de identificar las editoriales argentinas que estaban presentes en sus estanterías y mesas de novedades. Durante esta segunda visita encontré algunos títulos de las siguientes editoriales independientes argentinas —es probable que se me hayan escapado unas cuantas—:

 

 

– Adriana Hidalgo

– Colihue

– Corregidor

– El cuenco de plata

– Eterna Cadencia

– Interzona

– Katz

– La Bestia Equilátera

– La Compañía

– Libros del zorzal

– Losada

– Mansalva

– Mardulce

– Paradiso

 

 

 

 

 

 

Según me explicó Marta Ramoneda de La Central, estas editoriales suelen llegar a la librería por tres caminos diferentes: en primer lugar, a través de distribuidoras españolas que sirven en España los títulos de algunas de ellas; en segundo lugar, mediante distribuidoras argentinas que exportan los títulos de algunas otras; y, por último, vía trato directo con las editoriales —con cuyos responsables se ha entrado en contacto de distintas maneras: gracias a la intermediación de conocidos en común, tras conocer el catálogo durante una visita de presentación o gracias a un encuentro imprevisto que conduce al establecimiento de una relación comercial—.

 

Considero que la inclusión de títulos de unas cuantas editoriales argentinas en el fondo de algunas librerías españolas —aunque solamente unas pocas estén interesadas en hacerlo y/o se lo puedan permitir— es un buen signo que supone un enriquecimiento de la oferta del mercado. La oferta en las librerías de títulos publicados por editoriales de otros países tanto hispanohablantes como pertenecientes a otros ámbitos lingüísticos enriquece nuestro entorno y amplía nuestros horizontes. Me encantaría que en las librerías españolas además hubiera más libros publicados por editoriales de otros países hispanoamericanos cuya industria editorial es menos potente que la argentina —es posible encontrar alguna cosa aquí y allí pero en general la oferta es bastante escasa y supongo que la demanda también lo es—. Sin embargo, soy consciente de que hay un gran número de obstáculos y limitaciones que hacen que importar y vender en España los títulos de este tipo de editoriales sea un esfuerzo bastante difícil de asumir y poco rentable.

 

Para dar cuenta de una manera muy global de la situación de la edición en Argentina y ponerla en contexto, a continuación reproduzco algunos gráficos que contienen cifras con respecto a la industria editorial iberoamericana así como a los hábitos de lectura y compra de libros de los habitantes de la región desde una perspectiva comparada por países:

 

 

 

 

 

 

 

***

 

 

 

 

 

 

***

 

 

 

 

 

 

***

 

 

 

 

 

 

 

***

 

 

 

 

 

 

***

 

 

 

 

 

 

 

***

 

 

Los cinco primeros gráficos fueron extraídos del estudio “El espacio iberoamericano del libro 2012”, que fue realizado por Lenin Monak y publicado por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC); la última tabla se extrajo del informe “Mercado editorial de Argentina y Ciudad de Buenos Aires” correspondiente a 2013, que fue realizado por el Observatorio de Industrias Creativas (OIC) del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Recomiendo leer ambos documentos así como echarle un ojo al blogroll del blog de Eterna Cadencia.

 

Gracias, en primer lugar, a Julieta Lionetti no sólo por aclararme algunas dudas con respecto al panorama actual tanto de la industria y del mercado editorial como de la lectura en Argentina, sino también por llamarme la atención sobre ciertos aspectos que yo no había tenido en cuenta; y, en segundo lugar, a Marta Ramoneda por su amable y detallada explicación con respecto a la manera como vienen llegando las editoriales argentinas a La Central.