archivo de la categoría “fundação editora da unesp”

entrevista a miriam goldfeder, coordinadora de la universidade do livro / “la industria editorial requiere profesionales polivalentes que dialoguen con los más diversos sectores”

Miriam Goldfeder coordina desde 2002 la Universidade do Livro, la dependencia de formación de la Fundação Editora da UNESP (Universidade Estadual Paulista) que lleva once años formando a los profesionales de la industria editorial brasileña y por cuyos cursos ya han pasado más de 11.000 alumnos con los bagajes más diversos que buscan responder a la creciente exigencia de mano de obra especializada por parte de ésta.

 

La Universidade do Livro busca sistematizar su saber hacer editorial, por lo cual el 90% de sus profesores son profesionales en ejercicio y una parte importante de sus cursos está dedicada tanto a la formalización como a la transmisión de un saber práctico. En este momento la Universidade do Livro está diseñando un programa de maestría justamente para satisfacer la necesidad de formación profesional que tanto la industria como quienes trabajan para ella vienen manifestando de manera creciente desde hace años.

 

Goldfeder describe en detalle los conocimientos y las destrezas que deben tener algunos de los profesionales del sector editorial y considera que es necesario que éstos se formen en las más diversas áreas porque su formación académica y cultural es fundamental para armar buenos equipos de trabajo en las editoriales, lo cual pone en evidencia el valor estratégico del vínculo existente entre la UNESP y la Universidade do Livro. Para fortalecer la formación de sus estudiantes la Universidade do Livro está programando cursos y charlas relacionados con la evolución de temas que actualmente tienen un interés crítico para el sector editorial como la emergencia de lo digital, la gestión de derechos, la promoción y el marketing o la reforma de la ortografía de la lengua portuguesa.

 

A pesar de que trabaja con el apoyo de la UNESP y de que sus dependencias pertenecen a ésta, la Fundação Editora da UNESP tiene autonomía financiera a la hora de poner en funcionamiento sus distintas actividades: la editorial, la librería y la Universidade do Livro.

 

 

Leroy Gutiérrez & Martín Gómez: ¿Qué motivó a la Fundação Editora da UNESP a crear la Universidade do Livro? ¿Por qué no ofrecer una licenciatura o una maestría?

 

Miriam Goldfeder: La Fundação Editora da UNESP tiene como actividad central la editorial UNESP, una casa editorial universitaria que es una referencia en las áreas académicas y cultural y que siempre sintió la responsabilidad de transmitir y enseñar el know-how adquirido a lo largo de los años.

 

Este saber hacer editorial nunca había sido sistematizado y en Brasil (al igual que en muchas otras partes del mundo) la gran mayoría de las editoriales trabajaba con un método de ensayo, acierto y error sin racionalizar las actividades, sin hacerlas más productivas y, por tanto, más profesionales. Paralelamente, a lo largo de los años el mercado editorial se profesionalizó (sobre todo a partir de 1980) y necesitaba de mano de obra más especializada. Por otro lado, la llegada de los grandes grupos internacionales a Brasil también provocó una demanda de mano de obra calificada y lista para ejercer sus funciones.

 

Nuestra editorial previó esta necesidad y se adelantó, inicialmente asociada con la Câmara Brasileira do Livro de São Paulo (organización gremial que reúne a las principales editoriales del país) y luego siguiendo sus actividades de forma autónoma. Así, nuestra función siempre consistió en preparar a los profesionales para el oficio editorial y para la industria del libro.

 

La certeza de que ocupamos un espacio necesario en el mundo editorial viene dada por el hecho de estar cumpliendo once años de funcionamiento ininterrumpido, con más de 11.000 alumnos inscritos en nuestros cursos.

 

L.G. & M.G.: ¿Cuáles son las necesidades de formación que suelen tener los estudiantes de la Universidade do Livro?

 

M.G.: Estas necesidades dependen, es lógico, del lugar que estos estudiantes ocupen o pretendan ocupar en la cadena o red editorial. Por ejemplo, en áreas como lenguas (nacional o extranjeras), diseño gráfico, derechos de autor, divulgación, comercialización, finanzas, gestión de proyectos, gestión de negocios, producción gráfica, mercadeo, etc. Esto no impide (y cada vez más la industria editorial así lo exige) que las personas se formen en las más diversas áreas (tenemos el ejemplo de los diseñadores haciendo cursos de corrección y viceversa) e incluso amplíen sus conocimientos, aunque no necesariamente se trate de herramientas que utilicen directamente en el trabajo cotidiano.

 

Cada vez más notamos que la cadena o la red editorial exige profesionales polivalentes que dialoguen con los más diversos sectores y que, sobre todo, sean capaces de entender las razones que mueven las diversas áreas del proceso: editorial, producción, gráfica y preparación de originales, corrección de textos, comercial y financiera, etc. Las necesidades de formación son, por tanto, las más diversas posibles.

 

Y no podemos dejar de hablar de la formación académica y cultural, base imprescindible para la constitución de un buen equipo editorial. Para ello estamos proyectando nuestra maestría, la cual tendrá una estructura orientada a la adquisición de conocimientos profundos tanto de la lengua portuguesa como de la literatura y la cultura brasileñas, cursos que serán ofrecidos por los profesores de la UNESP.

 

 

L.G. & M.G.En términos generales, ¿cuál es el bagaje educativo y profesional de los estudiantes de la Universidade do Livro?

 

M.G.: Éste varía. Nuestros estudiantes tienen las más diversas formaciones: letras, producción editorial, publicidad y mercadeo o arquitectura y diseño. Algunos son profesores, bibliotecarios, abogados, administradores de empresa, periodistas, sociólogos, historiadores y de carreras de humanidades en general. Otros son biólogos, físicos, ingenieros y matemáticos ya que en su proceso de edición las editoriales educativas y las técnico-científicas necesitan personas especializadas.

 

L.G. & M.G.¿Cómo se identifican las áreas del sector del libro en las que existe una necesidad de formación?

 

M.G.: Gracias a nuestra presencia de más de treinta años en el mundo editorial, a la información constante que hay sobre el sector editorial (incluido el mercado de trabajo) o a la que se encuentra en la prensa general y en la especializada y, por qué no decirlo, también un poco al feeling que tenemos para detectar las oportunidades y amenazas.

 

L.G. & M.G.A la hora de crear una oferta de cursos de formación, ¿cuáles son los criterios a partir de los cuales se definen las áreas y los temas que se abordarán en dichos cursos?

 

M.G.: Nuestro contacto constante con el medio editorial permite que conozcamos sus necesidades. También hay una demanda directa a través de Internet. Por ejemplo, como conocemos las dudas existentes en torno al libro digital ofrecemos una charla al respecto a la cual asisten 150 personas. Ahí tenemos un termómetro para incluir este tema en varios cursos: mercadeo, promoción, producción gráfica y editorial, etc. Otro ejemplo: hace dos años se inició la implementación de la reforma de la ortografía de la lengua portuguesa y nosotros, evidentemente, nos adelantamos ofreciendo más de diez cursos sobre este tema con una asistencia de más de 500 alumnos.

 

L.G. & M.G.¿Cómo se articula la labor educativa de la UNESP con el quehacer editorial de la Fundação Editora da UNESP a la hora de diseñar e impartir los cursos de formación?

 

M.G.: Para entender nuestras actividades y su relación con la universidad se debe saber que somos una fundación que trabaja con todo el apoyo de la UNESP y que nuestras dependencias pertenecen a ésta pero que tenemos como misión existir con autonomía financiera, tanto la editorial como la Universidade do Livro y las demás acciones como nuestra librería. Contamos también con el apoyo académico necesario, así como con la credibilidad intelectual de la UNESP como nuestro soporte intelectual.

 

Sin embargo, por tratarse de cursos de profesionalización la mayoría de nuestros profesores no pertenecen a la plantilla de la universidad aunque tenemos algunos cursos dirigidos por nombres importantes ligados a ésta. En este sentido no nos corresponde crear una licenciatura y, más bien, nos encontramos creando una maestría. Vale la pena decir que también ofrecemos cursos de extensión con diplomas otorgados por el Decanato de Extensión y Posgrados.

 

 

L.G. & M.G.¿De qué manera la Universidade do Livro contribuye a reforzar aquellos aspectos de los oficios relacionados con la actividad editorial que los profesionales aparentemente sólo pueden aprender mediante la práctica?

 

M.G.: Lo primero es que el 90% de nuestros profesores son profesionales en ejercicio. Es por esto que a pesar de transmitir un saber teórico una gran parte de los cursos está dedicada a la sistematización de un saber práctico, lo cual nos asegura que el contenido transmitido está directamente relacionado con el quehacer diario de nuestros estudiantes. Eso puede ser constatado durante las clases en las que los alumnos opinan sobre el contenido de una forma casi familiar, haciendo preguntas que nos aseguran que estamos contribuyendo efectivamente bien sea a la reflexión sobre el trabajo o bien al mejor desempeño de las actividades cotidianas.

 

El éxito de nuestras actividades y el hecho de que la mayoría de las editoriales del país desde hace más de diez años envíen a sus empleados a realizar nuestros cursos comprueban la eficacia de la propuesta. Hoy podemos decir, sin falsa modestia, que somos una referencia nacional en el área de formación continua del medio editorial.

 

L.G. & M.G.¿Cómo definiría usted el perfil del profesional que necesita actualmente el sector editorial brasileño? ¿Cuáles son los conocimientos y destrezas fundamentales que debe tener alguien que aspire a insertarse en la industria editorial brasileña?

 

M.G.: El perfil brasileño no debe diferir del perfil internacional, ya que las grandes multinacionales del libro están presentes en nuestro mercado.

 

En cuanto a las destrezas y conocimientos, yo diría que el nivel de exigencia aumentó bastante y es por esto que cada vez más los profesionales buscan la cualificación, la renovación y la multiplicación de habilidades y competencias.

 

En cuanto a los conocimientos y a las destrezas que debe tener un profesional, yo diría que eso dependerá de su posición en el mercado.

 

Del editor se exige una sólida formación intelectual y cultural, el conocimiento de lenguas extranjeras, una buena inserción en el medio intelectual (académico o no), una red amplia de contactos en todos los niveles (autores, traductores, profesores, diseñadores, impresores), conocimiento del mercado y de la competencia, una capacidad de encontrar títulos, etc.

 

Del publisher una visión empresarial que le permita ver el libro como negocio y que tenga una apertura intelectual para escuchar a su editor, un conocimiento del mercado y de los competidores, una capacidad de detectar nichos así como de encontrar autores y títulos, etc.

 

Del asistente y productor que tengan una gran capacidad de organización y una red de contactos profesionales que les permitan trabajar con agilidad para encontrar rápidamente al profesional que necesitan. Además, que posean no sólo una formación en lengua portuguesa y en lenguas extranjeras, sino también una visión estética compatible con el proyecto visual de la editorial que le permita producir libros con un criterio de calidad. También que exhiban capacidad de liderazgo en relación con el trabajo en equipo y que puedan obtener respuestas de sus proveedores. Y de los correctores, diseñadores y traductores, que conozcan bien su oficio.

 

De los profesionales del sector comercial y de mercadeo, que sepan detectar oportunidades, visualizar nuevos negocios, analizar a sus competidores, trabajar con los sectores de distribución y logística, negociar precios y condiciones de pago, etc.

 

L.G. & M.G.¿Qué relación tiene la industria del libro brasileña con la Universidade do Livro?

 

M.G.: Una relación de confianza, esperamos, para depositar en nosotros la tarea de formación, actualización y ampliación de los conocimientos de sus profesionales.

 

L.G. & M.G.¿Se hace un seguimiento a la trayectoria profesional de los egresados de los cursos de la Universidade do Livro?

 

M.G.: En la medida de las posibilidades pero de forma empírica: por los contactos entre los alumnos, por los estudiantes que regresan a hacer cursos y por las noticias del medio editorial. Pero no hay una aplicación de criterios ni científicos ni estadísticos.

 

L.G. & M.G.¿Cree que la Universidade do Livro está ofreciéndole a los estudiantes los conocimientos necesarios para desempeñar los nuevos oficios que están apareciendo gracias a la emergencia de lo digital?

 

M.G.: Por supuesto, en este momento toda la atención se centra en el futuro del libro y, entre otras cosas, en el libro digital. Estamos trayendo invitados extranjeros, nuestro equipo está participando en congresos internacionales y estamos tratando los temas en diversos cursos: derechos de autor, mercadeo, promoción, producción editorial, producción gráfica, diseño, etc. Y esperamos seguir y, de ser posible, prever todas las tendencias de este mercado para estar a la vanguardia y atender todas las necesidades que vayan surgiendo.

 

Versión al español: Leroy Gutiérrez